Maneje el agua y la nutrición en tomate y chile Bell de acuerdo con la norma orgánica

Pedro Manjarrez Morales. Maestro en ciencias.
Consultor independiente

El mercado de orgánicos demanda igual o mayor calidad que los productos convencionales, debido a que el consumidor paga un sobreprecio. Ante esta situación, el productor, asesor o técnico de campo está en desventaja, al no disponer de un mayor abanico de herramientas técnicas, como ocurre en un cultivo convencional. Esta condicionante, con frecuencia, lleva al fracaso los proyectos orgánicos.

⠀⠀⠀Dentro de los ejes de la producción orgánica, el manejo del agua de riego y la nutrición, son áreas determinantes para obtener altos rendimientos y la calidad que demanda el mercado de exportación de orgánicos.
⠀⠀⠀En este artículo se explican algunas experiencias del autor en el manejo del agua de riego y de nutrición orgánica en tomate y chile en las condiciones del valle de Culiacán, Sinaloa, México, tomando como base la norma establecida en el Programa Nacional Orgánico (NOP, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos de América.

Manejo del agua de riego
La normatividad orgánica impone que el agua de riego debe estar libre de metales pesados y plaguicidas. Cuando hay un volumen mayor de agua al necesario, se inducen enfermedades radiculares (damping off o marchitez). O bien, algunas foliares como mildiús, tizones, etcétera, por el aumento de la humedad relativa.

⠀⠀⠀El objetivo de la fertirrigación orgánica es el manejo óptimo del agua de riego, mientras que la nutrición orgánica debe estar orientada y justificada de acuerdo con los requerimientos de los cultivos, con base en los análisis foliares y de suelo.

Equipo auxiliar para determinar cuándo regar
Se debe auxiliar de tensiómetros fijos a diferentes profundidades (15 y 30 cm), de acuerdo a la zona radicular. Las lecturas deben realizarse diariamente a las 7 a.m. Si las manecillas del tensiómetro están arriba o muy cercanas a 15 atmósferas, debe regarse.

⠀⠀⠀Existen otras tecnologías que ayudan a determinar el cuándo regar. Un ejemplo, son los sensores de humedad en hojas que miden la evapotranspiración de la planta, etcétera.

⠀⠀⠀El agrónomo debe estar permanentemente informado del pronóstico del clima, para proyectar cuándo y cuánto regar.

El artículo completo está disponible en el número 13, páginas 2-6, de su revista Agro Excelencia.

Descargar Vol. 13

Deja un comentario:

POST RELACIONADOS