Detienen en frontera con EE. UU. más de 43 embarques de tomate mexicano bajo sospechas del virus rugoso

Detienen en frontera con EE. UU. más de 43 embarques de tomate mexicano bajo sospechas del virus rugoso

  • El titular de la SADER afirma que la detención de la hortaliza es injustificada
  • Exigen al USDA demostrar que Estados Unidos está libre del ToBRFV
  • Piden que revisiones se hagan de origen y no en frontera

Por presuntamente manifestar síntomas del virus rugoso del tomate (ToBRFV), autoridades de Estados Unidos de América detuvieron más de 43 embarques de tomate mexicano durante las últimas semanas de noviembre y primeras semanas de diciembre de 2019, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER).

     El secretario de Agricultura de México, Víctor Villalobos Arámbula, explicó que la detención de la hortaliza no tiene justificación real, por lo que pidió al Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) comprobar que el virus no se encuentre en la Unión Americana debido a que “la semilla proviene de la misma fuente”.

     “Consideramos injustificada la detención del tomate y en función de eso hemos solicitado que este virus rugoso no se encuentre en los Estados Unidos, cosa que consideramos está ocurriendo, dado que todos convergemos y de alguna forma compramos la semilla del tomate de las mismas fuentes, algunas de las cuales son casualmente empresas estadunidenses”, abundó.

Volumen detenido mínimo, pero preocupante

Villalobos Arámbula señaló que el volumen detenido es mínimo en comparación con los 80 o 90 embarques que llevan a cabo diariamente; sin embargo, preocupa que la imagen de los productos mexicanos se vea afectada por temas sanitarios.

     “Tenemos argumentos suficientemente sólidos para evitar que sigan obstruyendo el paso de los tomates mexicanos a Estados Unidos, y aunque inicialmente eran pocos, la acción ya empieza a inquietar por el número de embarques detenidos, pues con uno que nos paren ya es motivo de preocupación”, señaló el funcionario federal.

     El titular de la SADER aseguró haber mantenido reuniones con los productores de tomate, a quienes ha solicitado que tengan la mayor precaución con el producto durante todo el proceso de producción y, en caso de detectar alguna sospecha del virus, detener el camión antes de que este llegue a la frontera.

Productores piden revisión de origen y no en frontera

Por otro lado, Marte Vega Román, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Fuerte Sur, en Sinaloa, afirmó que estas devoluciones están generando un impacto sumamente negativo a los horticultores nacionales, por los mayores costos que implica recuperar las cargas de tomate.

     Además, el representante agrícola expuso la necesidad de que se implemente un esquema para que las revisiones se hagan en origen y no en la frontera, lo anterior para garantizar con exámenes confiables que la hortaliza realmente va libre del virus rugoso.

     Vega Román explicó que hay numerosos productores de tomate que están inconformes con las medidas tomadas por las autoridades de Estados Unidos en la frontera, al considerar que solo están poniéndole trabas a la exportación del tomate mexicano, pues —afirmó—, el virus rugoso del tomate no se puede detectar a simple vista, sino que requiere de análisis precisos.

     Ante este panorama, los horticultores de Sinaloa están tomando medidas extraordinarias de prevención, entre las cuales está restringir el acceso a toda persona ajena a la zona de producción.

Con información de Milenio y El Debate

POST RELACIONADOS