• Mié. Dic 1st, 2021

El picudo del chile: su comportamiento

  • El ataque del picudo es desde el inicio de la floración y durante el desarrollo del cultivo

  • Las estrategias de manejo deben basarse en el monitoreo de la plaga

El picudo (Anthonomus eugenii Cano) es una plaga de gran impacto económico para el cultivo del chile. Cuando esta no es manejada adecuadamente ocasiona pérdidas del 50 y hasta el 75 %.

Una estimación conservadora de la pérdida potencial anual es aproximadamente de 20 millones de dólares en los Estados Unidos; en México puede ser probablemente mucho mayor.

El Dr. José Luis Corrales Madrid precisa que, bajo condiciones normales de clima y alimentación, la duración de vida (longevidad) de los adultos del picudo es de tres meses y el tipo generacional —desde la puesta del huevecillo hasta la emergencia del adulto— es de 21 a 25 días.

Comportamiento del picudo del chile

En un trabajo realizado por el investigador universitario en La Cruz, Elota, Sinaloa, México, observó que la mayor presencia de picudos es por la tarde (de las 16 a las 19 horas); en la mañana y hasta el mediodía disminuyen; mientras que durante la noche (21 a 6 horas) se presentan en menor número de ellos, ya que se encuentran en reposo.

En los hábitos de alimentación, cópula y oviposición se observó la misma tendencia que el caso anterior. La actividad de acicalamiento (limpieza o aseo de partes del cuerpo del insecto, que les sirve para encontrar alimento, sentir el peligro e incluso hallar pareja), se observó más en la mañana y decreció de las 12 a las 19 horas, para desaparecer durante la noche. El reposo es mayor durante el período de oscuridad, y en el resto del tiempo decrece considerablemente.

El monitoreo, estratégico en el manejo del picudo

El ataque del picudo es desde el inicio de la floración hasta la mitad del desarrollo del fruto. Es conveniente evitar el incremento de altas poblaciones de la plaga en el cultivo. Los frutos tirados (de tamaño intermedio) inician el establecimiento de la plaga y daños importantes en el rendimiento.

Por lo anterior, el asesor en manejo de plagas y enfermedades en hortalizas, recomendó que las estrategias de manejo deben basarse en el monitoreo de la plaga, para detectar oportunamente la inmigración de adultos al cultivo y el daño respectivo.

El artículo completo está disponible en el número 1, páginas 7, 8 y 9, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 1

Deja una respuesta