• Mar. Sep 21st, 2021

Celebran Congresos de Nutrición y Fitosanidad presencial y virtualmente

  • Divulgaron conocimientos para el control y manejo de enfermedades en hortalizas, como tizones, cenicillas, Fusarium, entre otras
  • Compartieron experiencias en el uso de bioestimulantes, algas marinas, aminoácidos, entre otras tecnologías clave en la nutrición de cultivos

Enfermedades foliares y radiculares, control de plagas, formulación de soluciones nutritivas, investigaciones recientes y nuevas tecnologías para la fitosanidad y fertirrigación de hortalizas y arándano fueron temas impartidos en el marco del VII Congreso Nacional de Fertirrigación y Nutrición en Hortalizas y VIII Congreso Nacional de Fitosanidad e Inocuidad en Hortalizas.

     En dicho espacio se actualizó a técnicos de campo, productores, asesores y personal de empresas de agroinsumos. Los eventos fueron celebrados en conjunto, presencial y virtualmente, del 18 al 20 de agosto de 2021, en Culiacán, Sinaloa, México.

Las mejores estrategias de fertirrigación y nutrición

Durante el Congreso de Fertirriego y Nutrición determinaron cómo prevenir el taponamiento de los goteros. Mostraron cómo medir la calidad del agua y cómo tratarla para que esta no sea un factor de riesgo de taponamiento.

     Divulgaron información sobre los aminoácidos y las ventajas que tienen al aplicarlos en los cultivos agrícolas. Entre estos, explicaron los efectos de la metionina, ácido glutámico, arginina, alanina, glicina, prolina y la mejor forma de aplicarlos a las plantas.

     Abordaron el papel de las algas marinas en la prevención del estrés abiótico en las hortalizas. Los extractos de algas contienen micro y macroelementos; fitohormonas y reguladores de crecimiento, como citoquininas, oligosacáridos y betaínas; biotoxinas, inhibidores y repelentes, como terpenoides halogenados, con actividad contra hongos, bacterias, insectos y nematodos. Estos compuestos mejoran la resistencia a dicho tipo de estrés.

     Propusieron estrategias para prevenir y resolver desafíos como necrosis medular, deformaciones, caída de flores, mala coloración, entre otros. Para ello sugirieron una fertilización adecuada, con dosis precisas quelatadas de calcio, potasio, magnesio, entre otros nutrientes.

     Expusieron las consecuencias de la salinidad en los cultivos hortícolas. Como claves para corregir esto, plantearon la identificación del problema, evaluar su severidad y aplicar decisiones correctas en cuanto al manejo. Para este fin propusieron el uso de calcio en el suelo y un buen plan de nutrición con incorporación de materia orgánica.

Tecnologías para la nutrición y fitosanidad de los cultivos

Definieron qué son los bioestimulantes y los hidrolizados de proteínas, explicando su función en los cultivos. Estos tienen actividad hormonal con efecto similar a las auxinas y giberelinas, regula las enzimas involucradas en la asimilación de nitrógeno y un efecto quelante.

     Ahondaron en la aplicación de péptidos antimicrobianos. Estos se derivan de cepas especiales de Saccharomyces, una levadura. Son eficaces contra Colletotrichum, Pseudomonas, virus en hortalizas y enfermedades como el huanglonbging en cítricos.

     La relevancia sobre la rizósfera y su bioestimulación fue reconocida. Nombraron los factores externos que afectan la salud radicular de los cultivos, como factores físicos, biológicos y químicos. Para mejorar la calidad radicular propusieron el uso de el uso conjunto de potenciadores de exudados, consorcios microbianos y los productos que estos producen.

     Mostraron como realizar soluciones nutritivas de alta eficiencia con grado de rentabilidad para hortalizas y frutillas. Acotaron los componentes relevantes de las soluciones nutritivas: pH, presión osmótica, relación entre aniones y cationes, concentraciones, temperatura y oxígeno disuelto.

     Aclararon los usos y beneficios de la fibra de coco mexicano como sustrato en hortalizas y arándano. Este medio fortalece el crecimiento radicular de tomates, chiles y esta frutilla. Destaca su capacidad de suprimir el hongo Fusarium por la actividada antagónica de Aspergillus terreus.

Capacitación en manejo de plagas y enfermedades

En el Congreso de Fitosanidad desarrollaron consejos de manejo integrado para enfermedades foliares en hortalizas. Entre esas están los tizones, mildiú, moho, cenicilla y manchas necróticas del follaje. Para el manejo y su prevención, sugirieron la reducción del inóculo,  crear un ambiente poco favorable y reforzar un sistema de regulación natural, es decir, incorporar materia orgánica, remineralizar e incorporar microorganismos benéficos, como Bacillus y Trichoderma.

     Introdujeron información sobre una nueva tecnología para el control del gusano cogollero en maíz: una feromona de confusión sexual. Capacitaron en el mejor uso de esta tecnología y establecieron las diferencias entre esta y las feromonas regulares.

     Capacitaron en el manejo biorracional de enfermedades radiculares en hortalizas ocasionadas por Pythium, Rhizoctonia, Fusarium, Pyrenochaeta, Phytophthora y nematodos. Además de estrategias químicas, aconsejaron la incorporación de cultivos de cobertura, uso de compostas,  solarización y biofumigación, e inoculación de micorrizas.

      Indagaron en el uso de tecnologías digitales para el monitoreo satelital del clima, suelo, biomasa y nutrientes. Información con la que los técnicos pueden prevenir y controlar oportunamente enfermedades, como Botrytis, antracnosis, tizones, moho, manchas foliares y cenicillas.

Muestran beneplácito con los ponentes

Los Congresos contaron con especialistas calificados originarios de México, Chile, España, Costa Rica e Israel, con más de 17 horas efectivas de capacitación. Al finalizar el evento, el comité organizador reconoció a las empresas patrocinadoras durante la ceremonia de clausura.

     Los asistentes tuvieron la oportunidad de realizar un examen, con el fin de ser acreditados por el Comité Estatal de Sanidad Vegetal del Estado de Sinaloa como técnicos fitosanitarios y de nutrición en dicha entidad mexicana.

     Durante el desarrollo del evento, la afluencia mostró buen nivel de retroalimentación con los especialistas y se dijeron satisfechos con los ponentes.