• Vie. Abr 16th, 2021

¿Es posible controlar el crecimiento vegetal con la auxina?

  • Existe un mecanismo que permite a las células vegetales trasmitir la hormona del crecimiento de manera dirigida

  • Esto podría permitir desarrollar herramientas para propiciar un mejor control de las fases de crecimiento de los cultivos

La auxina es considerada como el motor de crecimiento de una planta. Esta hormona determina cómo y dónde crece, tanto en los brotes como en las raíces. Investigadores descubrieron un mecanismo que permite a una célula vegetal trasmitir la auxina de manera dirigida a la siguiente célula.

     Este hallazgo ayudaría a desarrollar herramientas para propiciar un mejor control del desarrollo de la planta, así como amarre y crecimiento de los frutos.

     ¿Cómo termina esta hormona del crecimiento en los lugares correctos de la planta? Las proteínas de transporte trasmiten auxina de célula a célula. Estas proteínas son una especie de minicanales móviles en la membrana celular, la superficie exterior de la célula.

El método de transporte

«Las proteínas de transporte se ensamblan en una de las cuatro superficies externas para pasar auxina de una manera direccional a la siguiente célula. Esta célula luego pasa auxina de la misma manera a la siguiente», explicó Remko Offringa, de la Universidad de Leiden, Países Bajos.

     De esta manera una planta se asegura de que la auxina se trasmite desde las células productoras de hormonas a las células donde se produce el crecimiento.

     El investigador y sus colegas descubrieron que las denominadas proteínas quinasas etiquetan las proteínas de transporte con grupos fosfato (grupo funcional que interviene en el movimiento de energía química). Este etiquetado determina en qué lado de la célula se juntan las proteínas de transporte y, por tanto, a qué dirección se dirige la auxina.

¿Qué proteínas están involucradas en la trasmisión de auxina?

Las proteínas de transporte están en la membrana de la célula vegetal y pueden moverse dentro de esta área. Por lo tanto, las proteínas no solo se pueden encontrar en la parte superior o inferior de la célula, sino también en los lados.

     «Hemos descubierto que hay otro grupo de proteínas involucradas en este proceso, las proteínas Macchi-Bou, acortadas como MAB. Una sola proteína MAB interactúa con una proteína de transporte marcada y una proteína quinasa para formar una especie de grupo. Debido a que este grupo es bastante voluminoso, solo se mueve lentamente en la membrana y permanece en el lado correcto de la célula.

     Los investigadores demostraron esto comparando células vegetales normales con células vegetales mutantes de Arabidopsis thaliana (planta modelo por excelencia en la investigación biológica) que carecían de proteínas quinasas o proteínas MAB.

     En los dos últimos casos, no hubo acumulación de proteínas de transporte en un lado de la célula. Los investigadores demostraron que tanto la quinasa como las proteínas MAB son esenciales para la correcta trasmisión de auxina.

     Este hallazgo fue realizado por investigadores de la Universidad de Leiden y Austria. El estudio fue publicado en Current Biology.

Fuente: Current Biology