Proponen genotipos de papa resistentes a tizón tardío

PorAlonso

Jun 16, 2023
  • Los genotipos 98-18-24 y 07-10-35 muestran mejor tolerancia a Phytophthora infestans

  • Estos tienen 60 % mejor rendimiento que variedades comerciales

El tizón tardío (Pythophthora infestans) y otras enfermedades pueden mermar el rendimiento y calidad del cultivo de papa, por la susceptibilidad de algunas variedades comerciales. Para contrarrestar esta situación, proponen genotipos más resistentes y con mejor rendimiento.

Investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, Campo Experimental Saltillo (Coahuila, México), encontraron que algunas variedades comerciales de papa son susceptibles a tizón tardío, temprano, Fusarium, Verticillium, Phytoplasma, bacterias, virus, etcétera; y a condiciones climáticas como el granizo y a suelos con pH alcalino.

Un riesgo para la producción

Según datos del Inifap, el costo medio de producción por hectárea de papa es de 300 000 pesos. A esta cifra se le suma la alta incidencia de enfermedades que afectan al cultivo, que merman la calidad de la papa destinada al mercado fresco y a la industria. Dichas enfermedades representan pérdidas que superan el 50 % de la producción y hasta 100 % en calidad.

Los genotipos 98-18-24 y 07-10-35, desarrollados por el Inifap, muestran resistencia y tolerancia al tizón tardío (Phytophthora infestans), principal enfermedad en la región papera de Coahuila y Nuevo León. Sus rendimientos fueron hasta 60 % superiores que algunas variedades comerciales.

El tizón tardío fue la enfermedad que mayor porcentaje de daño ocasionó, con el 15 y 20 % en los genotipos 98-18-24 y 07-10-35, respectivamente, y 100 % de daño en las variedades comerciales.

Reducción de tratamientos preventivos

Los investigadores señalaron que además de superar significativamente a las variedades comerciales, redujeron las aplicaciones de fungicidas en la prevención del tizón tardío en más del 90 %.

Su recuperación al granizo y al estrés de humedad es 40 % superior a las variedades tradicionales. Esto ayudaría a prevenir el síndrome de la punta morada (aparición de manchas oscuras o moradas en los extremos de los tubérculos), y mantener una producción de calidad.

Fuente: Inifap