Recuperan cultivos en suelos afectados por actividad minera

PorAlonso

Oct 28, 2023 #Maíz, #sorgo, #suelos
  • Investigadores australianos desarrollan un método para “limpiar” relaves y transformarlos en suelo apto para cultivo

  • Prueban resultados en sorgo y maíz

Los relaves, residuos que quedan después de extraer minerales en las minas, suelen contener metales pesados y derivados tóxicos que contaminan el suelo, el agua y los cultivos. Un grupo de investigadores desarrolló un método para convertirlos en suelo saludable.

«Almacenar relaves a largo plazo es costoso y ambientalmente arriesgado, y otros procesos para remediar los residuos de minas son lentos y extremadamente costosos. Hemos llevado soluciones de ingeniería al contexto de la formación natural del suelo a partir de rocas, ya que los relaves tienen minerales comunes a las rocas naturales», explicó Longbin Huang, de la Universidad de Queensland, Australia.

«Los relaves carecen de propiedades biológicamente amigables para el crecimiento de las plantas. Las raíces y el agua son incapaces de penetrar en ellos, y las sales solubles y los metales en los relaves pueden resultar dañinos para las plantas y los microorganismos del suelo», señaló.

Aceleran procesos naturales de formación del suelo

Los investigadores encontraron una manera de acelerar los procesos naturales de formación del suelo para convertir los relaves en suelo saludable.

El proceso implica fomentar el crecimiento de microorganismos en relaves que han sido enmendados con una cubierta orgánica a partir de residuos agrícolas.

Los microorganismos consumen los componentes orgánicos y minerales en los relaves, transformándolos en agregados funcionales (migas del suelo), los bloques de construcción del suelo saludable.

Huang explicó que este proceso crea superficies microbianamente activas en los agregados del suelo, desarrollan porosidad en los relaves compactados. Esto permite el paso de gas, agua, raíces y microorganismos, por lo que crean un ambiente similar al suelo en donde las plantas pueden crecer.

El proceso, que puede completarse en 12 meses, es capaz de restaurar suelos dañados por sobreexplotación, exceso de fertilizantes y el cambio climático.

Prueban tecnología en maíz y sorgo

Los científicos desarrollaron ensayos a campo abierto y bajo invernadero utilizando los relaves rehabilitados para cultivar maíz y sorgo.

Huang señaló que estos cultivos prosperaron en el nuevo suelo y que la tecnología está lista para su implementación en suelos cercanos a explotaciones de minería.

El equipo de investigación espera que su método contribuya a la reducción de los costos y riesgos asociados a la minería, y a la contaminación ambiental, y la cantidad de fertilizantes necesarios para los agricultores.

El estudio fue publicado en Environmental Science & Technology, revista científica revisada por expertos.

Fuente: Canadian Light Source