Trichoderma asperellum, agente de biocontrol y bioestimulador del tomate

PorAlonso

Abr 29, 2023
  • Eficaz control de Corynespora cassiicola, agente causal de la mancha foliar del tomate

  • La cepa nativa tuvo mayor rendimiento de frutos por planta

Corynespora cassiicola, agente causal de la mancha foliar del tomate, ataca a este cultivo después de la fase de semillero: causa lesiones en tallos, flores y frutos, provocando pérdidas de producción.

Investigadores del Tecnológico Nacional de México, Campus Conkal, Yucatán, evaluaron los efectos de Trichoderma asperellum Ta 13-17 en el desarrollo del cultivo de tomate y biocontrol de Corynespora cassiicola.

Trichoderma spp. actúa en la rizósfera y es conocido por sus modos de acción como agente de control biológico contra enfermedades en plantas y promotor del crecimiento vegetal.

La cepa nativa T. asperellum Ta13-17 pertenece a la colección del cepario del Laboratorio de Fitopatología del Tecnológico Nacional de México. Fue aislada de forma endófita en la raíz y el tallo de chile (Capsicum annuum).

Acción de biocontrol

Los especialistas evaluaron el efecto en las variables fisiológicas y de crecimiento en plantas de tomate (Solanum lycopersicum) inoculadas con las concentraciones de esporas 1×100, 1×105 , 1×106 , 1×107 y 1×108 de Trichoderma asperellum Ta-13-17.

Como testigo comercial, utilizaron una mezcla de tres esporas de Trichoderma  (T. harzianum, T. fascicalatum y T. viride) como agente de biocontrol de C. cassiicola en condiciones protegidas.

Según el estudio, los tratamientos del consorcio de Trichoderma (testigo comercial) y el testigo sin aplicar presentaron mayores tasas de infección aparente del progreso de la enfermedad, con 0.0082 y 0.0085 % por día. Ambos tratamientos mostraron mayor desarrollo de la enfermedad y mayor porcentaje de severidad final.

La enfermedad disminuyó en las plantas del tratamiento 1×108 conidios/mL-1 con 0.0078 % por día. Este tratamiento tuvo un menor desarrollo de la enfermedad y una severidad final 18.74 % menor al testigo.

Mayor producción por planta

La mayor producción de frutos se obtuvo con el tratamiento 1×108 conidios/mL con 1347 gramos por planta, 259.4 g superior al testigo sin la presencia de T. asperellum.

Los tratamientos 1×106, 1×108 y el consorcio de Trichoderma obtuvieron las tasas fotosintéticas más altas con 20.7, 20.6 y 19.6 micromoles por metro cuadrado por segundo (µmol/m2/s-1) respectivamente.

Los investigadores encontraron que el tratamiento 1×108 conidios por mililitro de medio de cultivo obtuvo las medias más altas en las variables de fotosíntesis y presentó menor porcentaje de severidad final, menor velocidad en la distribución de la enfermedad y menor acumulación de área bajo la curva del progreso de la enfermedad.

El estudio fue efectuado en el Tecnológico Nacional de México, Campus Conkal, en Yucatán. El cultivo se estableció en un invernadero tipo túnel en los meses de Octubre a Febrero (2019-2020) con una temperatura mínima promedio de 19 °C y máxima promedio de 30 °C.

Fuente: Sociedad Mexicana de Fitopatología