• Vie. Ene 27th, 2023

Acciones para el control del picudo del chile en campo

PorAlonso

Dic 30, 2022
  • Sugieren mantener los campos libres de maleza hospedera

  • El monitoreo constante es clave para el éxito del programa

El picudo del chile (Anthonomus eugenii) ataca a todos los tipos de chile y daña hasta el 100 % de los frutos de una planta. Es un insecto-plaga de importancia económica en diferentes zonas productivas de México, como Sinaloa.

     Ninguna medida por sí sola es suficiente para controlar eficientemente el picudo del chile, en particular cuando se realiza a nivel de campo. Es necesario implementar un programa de manejo integrado que impacte su población a escala regional.

¿Qué puede hacer el productor para el control del picudo?

El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (Inifap) emitió una serie de recomendaciones para lograr el control del picudo del chile en los campos agrícolas.

  1. Mantener la superficie del cultivo libre de maleza hospedera del picudo del chile.
  2. Seleccionar áreas de cultivo donde no se hayan tenido poblaciones elevadas de picudo para sembrar.
  3. Sembrar dentro de la fecha recomendada, según la región. En Sinaloa es del 1 de septiembre al 31 de diciembre.
  4. Capacitar y organizar cuadrillas de personal para el muestreo del picudo del chile a intervalos de cada cuatro días a partir de la presencia de botones florales.
  5. Mantener monitoreo constante del cultivo.
  6. Coordinar aplicaciones de insecticidas en lotes comerciales con personal de la Junta Local de Sanidad Vegetal a través del grupo técnico de la campaña contra el picudo del chile y realizar un manejo preventivo de la resistencia a insecticidas.
  7. Destruir la rezaga adecuadamente, enterrándola al menos 30 cm de profundidad.
  8. Destruir la soca inmediatamente después del último corte y en el caso de elevada infestación del picudo del chile realizar una aspersión de insecticida adulticida más un desecante, después desvarar, rastrear y barbechar.
  9. Mantener un programa de manejo integrado de plagas del cultivo de chile, sin descuidar el resto de las plagas.
  10. Establecer una ventana libre de hospederos del picudo del chile en la zona, por al menos tres meses.
  11. Evitar que se dejen cultivos sin manejo del picudo del chile, como la producción de chile seco, y restringir o evitar el establecimiento, o funcionamiento, de chipotleras.

     Además de estas acciones, sugieren la cooperación con los organismos locales de sanidad vegetal, para el control de la plaga a nivel regional.

Fuente: Inifap