• Mié. Ago 4th, 2021

Advierten que México pierde el 30 % de colmenas

  • Profepa apunta no tener facultades para castigar a quienes atenten contra dichos insectos benéficos

  • La Sader afirmó que no existe riesgo de extinción de estos polinizadores

El uso de plaguicidas y la deforestación son amenazas para las abejas en México, donde vive el 10 % de la población mundial de estos insectos benéficos, por lo que el Gobierno debe establecer medidas eficaces para su conservación.

     Lo anterior fue señalado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales  (Semarnat) y un grupo de apicultores del país; la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) rechazó el riesgo de extinción para las abejas en México.

Leyes rebasadas

A pesar de que en México vive el 10 % de la población mundial de abejas, las leyes están rebasadas y no las protegen, reconoció para el medio Contra Línea la coordinadora del área de Agroecología de la Semarnat, Coral Rojas Serrano. Advirtió que en el país ya se ha perdido el 30 % de las colmenas.

     En México, el uso excesivo de agroquímicos y la deforestación son las principales amenazas para este insecto, señaló la agroecóloga.

     Un ejemplo es la contaminación por el uso de glifosato, expuso por su parte Remy Benoit Marie Vandame, investigador de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur). El doctor en ecología y experto en el estudio de las abejas explicó que esta sustancia elimina la flora útil para esos insectos, como las malezas, que son una fuente de néctar.

Profepa, sin facultades para perseguir culpables

Rojas Serrano sostuvo que desde hace tiempo los productores de miel empezaron a tener numerosas muertes en sus apiarios (conjunto de colmenas), pero no había a quién denunciar, pues la Procudaduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) apuntaba no tener la atribución o que no existía la jurisprudencia para actuar.

     Por esta razón, las denuncias han llegado hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, porque las leyes mexicanas han sido rebasadas y no protegen a las abejas ni a la naturaleza, criticó.

Sader informó al Congreso que no hay extinción de abejas

La Sader manifestó en agosto de 2020 ante el Congreso de la Unión que si bien existe fragmentación de poblaciones de abejas nativas y disminución del inventario apícola de abejas melíferas en México, no hay reportes que indiquen un peligro de extinción para estos polinizadores en el país.

     Aunque se observe la disminución del inventario apícola de abejas melíferas en algunos años, esto se debe a factores como el cambio climático, sequías, abandono de la actividad, problemas sanitarios, manejo deficiente, entre otros, y al ser atendidos, las colonias de abejas recuperarían su comportamiento y población normal, manifestó la dependencia federal.

     Respecto a la pérdida de abejas nativas, Agricultura reconoció que México no cuenta con un inventario que permita estimar las estadísticas sobre una merma de colonias. Precisó que existen estudios que muestran fragmentación de poblaciones, derivado de manchas urbanas, introducción de especies invasoras, entre otros factores, lo que hace evidente una disminución de abejas nativas.

     Asimismo,  enfatizó que es necesario el desarrollo de estudios que permitan determinar las especies de abejas nativas que son susceptibles a una extinción en nuestro país, así como señalar las amenazas que se presentan sobre ellas, pero esta facultad pertenece a la Semarnat.

     La dependencia finalizó su intervención ante el Congreso destacando la importancia de que el Poder Legislativo etiquete recursos para la implementación de acciones en fomento de la apicultura, ya que no existen programas específicos que permitan proteger a las abejas melíferas.

Señalan acciones en pro de la conservación de polinizadores

El doctor Remy Benoit Marie Vandame apuntó que para la protección de las abejas y evitar su desaparición, el Gobierno debe cuidar que se aplique la regulación en torno al cambio de uso de suelo donde hay selvas y bosques.

     “Debe actuarse de manera legal contra los deforestadores. El día que el Estado tome realmente este poder o ejerza este control ante la deforestación, será una inmensa ayuda para las abejas y para la biodiversidad en general”, agregó el especialista.

     Como segundo punto indicó que la regulación debe delimitar qué plaguicidas se permiten utilizar en México.

     Como tercera  y última propuesta, el investigador especialista en abejas opinó que otro campo de acción para el Gobierno es en cuanto al cambio climático. Señaló que las abejas están en peligro por estos cambios; por ello, México y el mundo “necesitan actuar en urgencia contra el cambio climático para proteger a las abejas”.

Fuente: Contra Línea y Senado de la República