Caades: acciones emergentes ante la falta de agua y bajos precios

Marte Vega Román, presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (Caades) y de Fundación Produce, en entrevista para Agro Excelencia, comparte la situación que hoy viven los agricultores de Sinaloa, ante la falta de agua y bajos precios.Durante el ciclo otoño-invierno 2023-2024, los productores de maíz enfrentan adversidades debido a la insuficiencia de agua y los bajos precios de comercialización.

«Ante la tremenda carencia de agua se han tomado medidas para superar esta grave complicación. Por ejemplo, la reducción de superficies de siembra, menor número de riegos y establecer cultivos con baja demanda de agua.

»Ha sido un año atípico. Los cultivos se están secando muy rápido y eso es mala señal. Considero que va a haber una baja generalizada en la producción del maíz, debido al estrés hídrico que tuvo».

Sin embargo, a esta situación todavía se le añade otra: los bajos precios internacionales para el maíz amarillo y otros granos. «Todos los granos están con precios muy deprimidos. La mayoría de ellos se hallan por debajo del costo de producción. En este momento estamos enfocados en crear condiciones favorables para que los ingresos tiendan a mejorar».

Marte Vega, líder productor, habla sobre la falta de agua y bajos precios en maíz.
Marte Vega, presidente de Caades, habla sobre la falta de agua y bajos precios en maíz.

Bajos precios en maíz

De acuerdo con Vega Román, los precios tradicionalmente tienen como referencia la bolsa de granos de Chicago, Estados Unidos de América. A este valor, se le añade una base determinada por el mercado, y el precio final se convierte a pesos según el tipo de cambio vigente.

«En estos momentos el precio del maíz amarillo, está alrededor de 4000 pesos empleando dicha fórmula. Es un precio muy por debajo del costo de producción. Por supuesto que no es suficiente y por ello estamos construyendo un precio para el maíz blanco con el apoyo del gobierno federal.

»El tema de precios con el maíz ha sido muy duro y es algo que los productores llevamos arrastrando desde 2023. Muchos agricultores tuvieron que vender por debajo del costo de producción y sufrieron pérdidas.

»Desgraciadamente algunos productores quedaron en el camino, y ahora en 2024 vivimos una situación similar que deseamos evitar. Si se vuelve a vender el maíz por debajo del costo de producción, más agricultores van a sufrir pérdidas».

Siembran cultivos alternativos

Ante la escasez, los módulos de riego de Sinaloa redujeron los riegos autorizados para el maíz. El objetivo era tratar de suplir a las 800 000 hectáreas de riego. Esto ha tenido afectaciones, señaló el presidente de Caades.

Debido a la reducción de riegos autorizados, en la entidad quedó superficie de maíz sin sembrar. En estos espacios, los productores sinaloenses aprovecharon para sembrar cultivos con baja demanda de agua, como el frijol y el garbanzo.

«Sin embargo, estamos viendo las consecuencias de esta acción. Tuvimos mucha superficie de frijol y garbanzo. Hay producciones altas de estos cultivos, lo que provocó la caída de sus precios.

»De frijol se sembraron 90 000 hectáreas y de garbanzo aproximadamente 70 000. Esto es muy por encima de lo que normalmente se siembra y mucho más de lo que soporta el mercado. La superficie típica de frijol suele ser de 50 000 hectáreas, y de garbanzo 40 000.

El frijol que se siembra en la entidad es una variedad llamada preferente y tiene un nicho muy especializado de mercado, señaló Marte Vega Román.

«El consumo nacional está prácticamente cubierto y en el transcurso del año se producen alrededor de 100 000 toneladas. En cuanto al garbanzo, se sembró casi el doble. Este es un producto netamente de exportación y si no hay movimiento, es difícil colocarlo en el mercado nacional porque es poco su consumo».

Marte Vega, líder productor, habla sobre la falta de agua y bajos precios en maíz.
Marte Vega Román comparte alternativas ante falta de agua y bajos precios del maíz.

Ajonjolí y sorgo, alternativas atractivas

Marte Vega Román indicó que existen otros cultivos con baja demanda de agua que resultan atractivos para la región: el ajonjolí y el sorgo.

«Hablando del ajonjolí, ha estado viniendo gente muy interesada de otros países en que se produzca este cultivo, por ejemplo de Israel. El ajonjolí es un cultivo de muy bajo requerimiente de agua y tiene mucha demanda para su exportación, por lo que puede ser una opción sólida».

«En cuanto al sorgo, este se puede sembrar en grandes extensiones porque se puede exportar a China, país que está muy interesado en el sorgo mexicano, principalmente el sinaloense, debido al punto estratégico que representa el puerto de Topolobampo.

»Las condiciones se nos facilitan para ser buenos proveedores de sorgo para China y es un cultivo que le restaría superficie al maíz, que requiere menos agua».

Aunque el protocolo para exportar sorgo a China está avanzado, aún queda trabajo por hacer, señaló el líder productor.

De acuerdo con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera, de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, el ajonjolí en Sinaloa tuvo alrededor de 20 000 hectáreas cultivadas en 2023, y es el estado de México donde más se produce dicho cultivo. Mientras que el sorgo contó con una extensión de aproximadamente 27 000 hectáreas en 2023.

Sin duda, el panorama agrícola del maíz y los granos pinta gris para la región por la falta de agua y bajos precios. Empero, los productores están listos para enfrentar y superar las dificultades que puedan venir, advirtió Vega Román.

Redacción

Leer: «Riesgo en hortalizas y maíz por escasez de agua»

Riesgo en hortalizas y maíz por escasez de agua