spot_img

Charolas, sustrato y un óptimo riego, factores cruciales para una plántula de calidad

Publicado:

Marino Valenzuela López
Doctor en ciencias
Universidad Autónoma de Sinaloa

  • Se recomienda utilizar charolas de 200 cavidades para obtener plántulas de calidad

La selección del tipo de charolas, el equipo de riego y la calidad del agua son indispensables para producir una plántula fuerte y de calidad. Otros factores son el tipo de sustrato, el manejo del agua y la fertilización…

       El objetivo es obtener una plántula con el adecuado porte y sistema radical que permita una exitosa implantación en el lugar definitivo del cultivo.

       Los productores buscan obtener plántulas sanas de abundante raíz y tallos gruesos. Enseguida precisaremos algunos de estos factores fundamentales en la producción de estos materiales vegetales.

Sustrato como medio de crecimiento

La producción de plántula requiere sustratos artificiales en charola bajo condiciones de invernadero. Estos sustratos están formados por componentes de origen orgánico o inorgánico, natural o artificial, de acuerdo con el tipo de cultivo.

       El sustrato tiene tres funciones básicas:

  1. Proveer soporte a la planta.
  2. Mantener el agua y los nutrimentos.
  3. Permitir el intercambio gaseoso con las raíces.

       La selección del sustrato, densidad y su potencial de aireación deben atenderse con cuidado. La aireación de las raíces, por ejemplo, es posible incrementarla. Para que esto ocurra es necesario aumentar el tamaño de las partículas del sustrato en la celda o cavidad, pero también controlar las relaciones de agua de la planta.

      El contenido de nutrimentos y ciertas características químicas del suelo (o sustrato) puedan afectar el desarrollo de las plántulas.  El análisis fisicoquímico es una herramienta recomendable para conocer la composición del suelo o sustrato.

¿Existe un sustrato ideal?

No hay un sustrato ideal que cubra absolutamente las exigencias de las plántulas, pero se pueden diseñar mezclas que incluyan materiales abundantes de bajo costo, fáciles de conseguir y buena calidad.

      Los sustratos son una fuente de nutrimentos que deben permitir lo siguiente:

  • Obtener una buena retención y disponibilidad de agua.
  • Promover un eficiente intercambio de gases.
  • Servir de soporte físico a la planta.

      Los sustratos nutricionalmente muy enriquecidos pueden ser perjudiciales por su alto contenido de sales solubles; o bien, cuando estén enriquecidos con una determinada cantidad de elementos. Esto último es indispensable cuando se carece de infraestructura para realizar la fertilización.

Número de cavidades en charola: sistema radical y riego

A pesar de que las ventajas de su uso son considerables, es necesario un manejo más intenso para la producción que en campo abierto: las raíces están expuestas a fluctuaciones rápidas y algunas veces grandes ante los factores ambientales, principalmente temperatura (Ingram et al., 2003).

      El tamaño de la celda o cavidad en donde se depositará la semilla tiene un efecto en el desarrollo del cultivo. De acuerdo con evaluaciones realizadas por Chávez (2001), es recomendable utilizar charolas de 200 cavidades para obtener plántulas de calidad.

El artículo completo puede encontrarlo en el volumen 42 de revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 42

Artículos relacionados

spot_imgspot_img

Articulos recientes

spot_img