• Mar. Sep 21st, 2021

Manejo óptimo de tus cultivos bajo condiciones salinas: mejor producción

Francisco C. Uribe García
Ingeniero agrónomo
Leydy Z. Russell Ibarra
Química farmacobióloga
Agroanalítica del Norte 

  • Elevar la salinidad en una solución nutritiva puede incrementar la materia seca del pepino en 17 % en los frutos

  • En salinidades altas (mayores a 4.8), el crecimiento y rendimiento del tomate bajan

La conductividad eléctrica (CE) es un indicador de la concentración de sales disueltas en el agua. Esta permite evaluar la capacidad del agua para conducir la corriente eléctrica, aspecto clave en las raíces que emplean estas cargas para tomar los elementos nutricionales.

     El valor de la conductividad eléctrica es manifestado en milisiemens sobre centímetros (mS/cm), midiendo la cantidad de sales disueltas en gramo por litro (cloruro, nitrato, sulfato, fosfato, sodio, magnesio y calcio). Estos elementos son esenciales en la solución nutritiva para que sea soluble y facilitar la asimilación de los fertilizantes.

     El rango de conductividad eléctrica de la solución nutritiva para un correcto crecimiento del cultivo oscila entre una CE de 1.5 a 3.0 dS/m. En lechuga, por ejemplo, la conductividad eléctrica de la solución nutritiva es hasta un máximo de los 1.5 dS/m.

     El estrés hídrico afecta el crecimiento vegetativo y reproductivo de los cultivos. Ocurre cuando la demanda de agua es mayor que su cantidad disponible en un periodo de tiempo, o bien cuando su uso está limitado por su baja calidad.

     En el sustrato —suelo o lana de roca—, este tipo de estrés reduce la absorción de agua y elementos nutritivos, incluyendo su distribución dentro de la planta.

     Este también puede emplearse para controlar el hábito de crecimiento de la planta, a fin de pasar de un estado vegetativo o crecimiento a uno generativo (reproductivo).

     Conforme disminuye el contenido de agua del sustrato, aumenta su salinidad; como resultado, la planta experimentará estrés hídrico en dos frentes:

  1. Dispone de menos agua del sustrato.
  2. La salinidad del sustrato limitará su absorción de agua.
Salinidad en pepino y tomate

La materia seca es la parte restante de un material, luego de extraer toda el agua posible mediante un calentamiento aplicado en laboratorio.

     Al elevar la conductividad eléctrica de la solución nutritiva de 3 mS a 8 mS/cm, disminuye la materia seca de las plantas de pepino casi en 50 % (Adams, 1994).

     Sin embargo, la materia seca del fruto merma solo 22 %. Por tanto, la materia seca del fruto aumentó 17 % adicional a 8 mS, en proporción del total de la planta.

     En el mismo estudio, la concentración de calcio en las hojas del pepino solo se redujo al nivel más alto (8 mS). Sin embargo, la concentración de calcio en el fruto disminuyó progresivamente.

     Esto ilustra que el movimiento del calcio hacia las hojas es más fuerte que su movimiento al fruto; en otras palabras, las hojas son un depósito de calcio más fuerte. En el cultivo del tomate, esta es la princiupal causa de la pudrición apical (Blossom end rot).

     En salinidades arriba de 4.8 milisiemens, el crecimiento y rendimiento del tomate bajan progresivamente, mientras que la absorción de nitrógeno, fósforo, potasio y agua disminuye en 19, 28, 34 y 25 %, respectivamente.

El artículo completo está disponible en el número 39, páginas 12 a 14, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 39