Prevén cuello de botella por revisión a embarques de tomate en la frontera mexicana

Prevén cuello de botella por revisión a embarques de tomate en la frontera mexicana

  • EE. UU. mantiene exigencia de revisar al 100 % embarques de tomate que provengan de México; asociaciones de tomateros lo califican como “necedad”

  • Ebrard compromete a Pompeo a revisar el tema del arancel

  • Ofrecen financiamiento para enfrentar al arancel del tomate

A partir del 7 de mayo de 2019, los exportadores de tomate mexicano se enfrentan al pago de derechos compensatorios provisionales de 17.5 %, derivado de una investigación antidumping que data del ya lejano 1996 y el cual debe cubrirse como garantía para enviar sus productos hacia Estados Unidos.

     De acuerdo con Graciela Márquez, secretaria de Economía de México, hasta la fecha el Departamento de Comercio de la Unión Americana no se ha movido de su propuesta inicial, particularmente en lo referente a la revisión del 100% de los embarques de tomate en frontera en un plazo de 72 horas.

     Esta intención, afirma la secretaria, es de gran preocupación para el gobierno mexicano, aunado al hecho de que la falta de recursos humanos de las agencias estadunidenses para el procesamiento de esta mercancía genera pérdidas significativas al sector mexicano.

Califican exigencias como una necedad

Organizaciones de productores mexicanos de tomate han sostenido reuniones con autoridades del gobierno de México con el propósito de trazar estrategias para continuar las negociaciones con el Departamento de Comercio de Estados Unidos, debido a las imposiciones arancelarias de 17.5 % a la hortaliza.

     La Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM) emitieron un comunicado en el que informaron que han trabajado en delinear acciones que se deberán realizar en México con los productores nacionales, especialmente con los medianos y pequeños productores, quienes no podrán subsanar el pago de aranceles a la exportación, de acuerdo con dicho comunicado.

     Asimismo, denunciaron que la exigencia del vecino país del norte, la revisión aduanal del 100 % de los embarques de tomate, es una necedad de los productores de Florida, lo que provocará un nudo logístico en la frontera con México.

Ningún país tiene requisitos de importación obligatorios

El director de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas (CIDH) de la CAADES, Mario Haroldo Robles Escalante, con sede en Sinaloa, ahondó en la exigencia estadunidense: “Insisten en que voluntariamente aceptemos que el 100 % de los camiones que lleguen a la frontera tengan que ser inspeccionados para asegurar la calidad de manera obligatoria”.

     Sin embargo, asegura que en ninguna parte del mundo existen requisitos de importación obligatorios. “Si Estados Unidos aplica tal revisión, entonces México tendría todo el derecho de inspeccionar de manera obligatoria la calidad del maíz, soya, trigo, manzanas, uvas, carne de puerco y de pollo, entre otros productos que le importamos en grandes cantidades”.

     “Se está analizando la diversificación de los cultivos, la diversificación de los mercados, la reconversión industrial para generar valor agregado al tomate y también el impulso del consumo nacional”, explicó Mario Robles, un economista con gran experiencia en el sector hortícola.

Hicieron entrega de información a las agencias involucradas

Anunciaron que en tanto continúa la investigación de dumping del Departamento de Comercio y por la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, el grupo ha atendido los requerimientos de información de ambas agencias.

     “Ya entregamos toda la información de los productores seleccionados por el Departamento de Comercio para que pueda dar su determinación final de dumping el 19 de septiembre de 2019. También vamos a entregar alrededor de 400 cuestionarios que fueron enviados por la ITC a exportadores mexicanos, para que esta pueda evaluar el daño, si es que este existe y dar su determinación final el 3 de noviembre próximo”, reveló el director de la CIDH-CAADES.

     Las organizaciones mexicanas de productores de tomate afirmaron sentirse confiadas con la determinación final del margen de dumping, que salvo por error u omisión, podría ser cero. “Esto eventualmente podría ponernos de nuevo en el mercado libre”.

Pompeo se compromete a revisar el caso del arancel al tomate

El 22 de julio de 2019, durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, reportó lo acontecido en la reunión que sostuvo con el secretario de Estado de Estados Unidos de América, Mike Pompeo, donde comentó que este último se comprometía a revisar el tema de los aranceles al tomate, aunque no fuera de su competencia.

     México desplazó a los Países Bajos como el mayor exportador de tomates del mundo en 2018, con ventas externas por 2261 millones de dólares, un récord. No obstante, este logro se basa en una dependencia casi total con Estados Unidos de América, lugar al que exporta el 99.7 % de sus productos.

Ofrecen servicios de financiamiento para hacer frente al arancel del tomate

En este torbellino de incertidumbre tanto para productores como para distribuidores, empresas se están dando la tarea de regresarle cierta certidumbre al agricultor mediante redes de financiamiento flexibles para encarar los nuevos retos.

     Dentro del Webinar AMHPAC (evento de difusión en línea), se divulgaron aspectos de ProducePay, una empresa que emplea tecnología digital para financiar y facilitar transacciones o embarques de productos hortofrutícolas de Latinoamérica a Estados Unidos de América.

     Esta empresa ofrece un servicio para enfrentar los aranceles impuestos por la Unión Americana. Se trata de un financiamiento de corto plazo (25 días) para importadores: cubre aranceles y otros cargos de la aduana estadunidense relacionados con la importación de frutas y hortalizas. Además, tienen un financiamiento a largo plazo (9-12 meses) para productores en México y Latinoamérica: cubre gastos de semilla, fertilizante, plántula, entre otros. El rango de financiamiento es de 200 000 a 1 000 000 de dólares.

Fuentes: El Economista, Sin Embargo, La Jornada, AMHPAC

 

Deja un comentario:

POST RELACIONADOS