• Vie. Sep 17th, 2021

La certificación orgánica en tiempos del coronavirus

PorAlonso

May 29, 2020

La certificación orgánica en tiempos del coronavirus

  • México es el país con mayor número de productores orgánicos de Latinoamérica
  • El país ocupa el tercer lugar en el mundo, solo después de India y Uganda

En México, como en el resto del mundo, la producción de alimentos no debe detenerse y, por lo tanto, la producción de tomates, aguacates, café, miel y muchos más productos que se producen orgánicamente continúa, de acuerdo con Homero Blas Bustamante.

     El presidente de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (IFOAM) Latinoamérica destacó que aún en medio de la pandemia por COVID-19 y entre las medidas de distanciamiento social, los organismos de certificación desarrollan sus trabajos de verificación.

     “Es muy importante mantener controles para garantizar a los consumidores la certeza de que los productos han sido producidos de forma orgánica y respetuosa con el medioambiente, con trazabilidad documentada y de conformidad con nuestra regulación orgánica”.

     Homero Blas Bustamante comunica que México es el país con el mayor número de agricultores orgánicos en América Latina y ocupa el tercer lugar en el mundo después de India y Uganda. “Considerando a los productores en conversión y en sistemas agroecológicos con certificación participativa, se estima que en el país medio millón de agricultores están activos en la producción de alimentos sostenibles”.

Certificación y acreditación con estrategias responsables

Durante la pandemia, la Asociación de Certificadoras Aprobadas en México (ACAMEX) y el Consejo Nacional de Producción Orgánica (CNPO) están cumpliendo un gran esfuerzo para mantener los sistemas de control de la producción orgánica en la República Mexicana dentro de las limitaciones de las distancias impuestas por la enfermedad del coronavirus.

     “Los organismos de certificación han adoptado medidas como extender las fechas de validez de los certificados y trabajar para evaluar a los productores de forma remota, así como celebrar reuniones virtuales con las autoridades del sector. ACAMEX mantiene una coordinación virtual con la Asociación de Certificadores Acreditados (ACA) y el Consejo Europeo de Certificadores Orgánicos (EOCC)”.

     Todo lo anterior, de acuerdo con el presidente de IFOAM Latinoamérica, para seguir garantizando de esta manera que los productos con el sello orgánico mexicano continúen circulando en el mercado de Estados Unidos de América.

¿Se han adaptado los orgánicos a los tiempos de pandemia?

Homero Blas comparte que los mercados mexicanos a nivel local con sistemas de certificación participativos han optado por la entrega a domicilio o en el punto de venta de los pedidos de los consumidores. “En algunos casos, como el Mercado Orgánico de Huatulco en el estado de Oaxaca, han implementado el intercambio de productos entre los agricultores para satisfacer la demanda de los consumidores”.

     Estas medidas tienen el propósito de apoyar a los productores orgánicos para que sigan produciendo y al mismo tiempo fortalecer los sistemas locales de producción y distribución.

     “Todas estas acciones muestran que tanto el sector como los productores orgánicos se están adaptando a las nuevas condiciones impuestas por COVID-19. La gran pregunta es: ¿qué se espera que suceda después de esta emergencia de salud? La respuesta es que, a partir de junio de 2020, la apertura de algunas empresas y actividades sociales comenzará en ciertas áreas de México, y eso contribuirá a un mayor consumo de productos orgánicos”, aseveró.

El futuro de la agricultura orgánica en México

Para Blas Bustamante, el futuro de la producción orgánica mexicana depende de varios factores. Por un lado, se espera un mayor consumo de alimentos orgánicos en el mercado interno y, por otra parte, existe incertidumbre con respecto a las exportaciones, principalmente a los Estados Unidos, de algunos productos orgánicos con mayores volúmenes de exportación, como la miel, el café, hortalizas y aguacate.

     “Justo antes de la pandemia, México se estaba preparando para emitir nuevas pautas para la producción orgánica y dar seguimiento a las equivalencias con los Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea para productos orgánicos. Durante estas semanas, a pesar de la distancia impuesta por el SARS-CoV-2, los grupos de trabajo del sector orgánico han llegado a acuerdos y se espera que en los próximos días se publiquen nuevas directrices mexicanas”, compartió.

     Con estas nuevas directrices para la producción orgánica y la gestión de equivalencia con los Estados Unidos, Canadá y Europa se espera que se fortalezcan las exportaciones y las importaciones de productos orgánicos principalmente de los Estados Unidos, y así satisfacer la creciente demanda del mercado mexicano de productos orgánicos.

     “En general, una lección que la pandemia de COVID-19 está dejando para la humanidad es que la producción orgánica y los mercados locales deben fortalecerse. En el caso de México, su política de autosuficiencia alimentaria debería hacer mayor hincapié en los miles de agricultores orgánicos que trabajan para lograr la sostenibilidad y construir un nuevo modelo agroalimentario y nutricional”, concluyó.

Fuente: The Organic Standard

Deja una respuesta