• Sáb. Nov 26th, 2022

Las frutillas mexicanas superan a la cerveza, tequila y aguacate

  • La exportación de frutillas fue de casi 50 millones de cajas al finalizar la semana del 9 al 15 de mayo de 2022

  • El precio promedio por caja de fresa en la frontera es de 14 dólares

En conjunto, las frutillas son el tercer producto agroalimentario más exportado por México. Estos frutos, conocidos como berries, suelen estar por detrás de la cerveza y el aguacate, teniendo en 2020 un valor de exportación de 3005 millones de dólares.

     Sin embargo, el primer trimestre del 2022, la exportación de berries, incluyendo congelados, superó la del tequila, cerveza y aguacate. Conforme estos datos, en el caso de la fresa para la semana 19 del 2022, correspondiente del 9 al 15 de mayo, la exportación se encontraba cerca de los 50 millones de cajas.

Un buen precio

Normalmente, la cosecha comienza en noviembre y termina hasta mayo o junio, pero la exportación casi siempre concluye en las dos primeras semanas de mayo, cuando empieza la producción en California, compartió José Luis Bustamante, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries).

     «En términos comerciales, la campaña en el centro de México fue muy buena y los precios a los agricultores fueron mejores que otros años.

»El precio promedio está alrededor de los 14 dólares por caja; esto significa que el agricultor obtiene alrededor de 9 o 10 dólares por caja, un precio justo, demostrando la rentabilidad de este producto», explicó José Luis Bustamante.

Las variedades de fresa en México

En 2020 México fue el cuarto mayor productor en el mundo con 557 514 toneladas, y el segundo mayor exportador, con 149 461 toneladas.

     La producción de fresa en México es liderada por Michoacán, con el 59.0 % de la producción total, seguido por Baja California (18.9 %) y Guanajuato (17.5 %): el 95.4 % del total de producción se concentra en estos tres estados.

     En México este cultivo es producido a cielo abierto (55.2 %) y en la modalidad de agricultura protegida (44.8%), principalmente bajo macrotúnel, tecnología que permite obtener mejor calidad y rendimiento.

     En el país, sobre todo en el centro de México, los suelos son muy arcillosos y uno de los problemas más graves en el cultivo de fresas son las enfermedades del suelo.

     Por eso los cultivos tecnificados en sustrato (hidroponía bajo invernadero) ayudan a solucionar esto y cultivar sin agroquímicos, de manera prácticamente orgánica. Este modelo de cultivo permite a los agricultores evitar cambiarse de tierra, ser más eficiente en el uso del suelo y del agua, e incluso en la mano de obra.

     El 50 % de la industria mexicana es de Driscoll’s, con su propio programa genético y sus propias variedades. El otro 50 % del sector utiliza mayoritariamente variedades públicas.

     El inconveniente de la producción de fresas es que las variedades específicas para el cultivo en México son inexistentes; por ello, es necesario encontrar la variedad que mejor se adapte a cada región.

     «Hoy todavía la diferencia entre el costo y el beneficio de la hidroponía frente a los convencionales es muy alta, pero aumentar la productividad con nuevas variedades y desarrollos específicos será el futuro en la producción de fresas». afirmó Bustamante.

Industria del congelado

La fresa es la frutilla más consumida y las exportaciones representan un volumen considerable de la cosecha en México. No obstante, la industria del congelado es otra parte del sector, pues según palabras de Bustamante, 60 % de la producción se destina para la industria congeladora.

     La derrama económica que llegaba a México por la exportación de berries era de 2400 millones de dólares, pero al añadir la exportación de frutillas congeladas observaron que es posible llegar a los 3200 millones de dólares, añadió el presidente de Aneberries.

Fuente: Produce Pay, con información de Fresh Plaza