• Dom. Oct 24th, 2021

Niegan amparos para siembra de maíz transgénico en México

PorIvan Delgado

Oct 14, 2021
  • Por unanimidad, la Suprema Corte negó amparos a cuatro transnacionales, lo que les impide sembrar maíz transgénico para fines comerciales

  • Bayer critica la decisión como algo no sustentado en la ciencia

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) negó sin discusión cuatro amparos que empresas transnacionales interpusieron contra la decisión judicial que les impide sembrar maíz transgénico en México para fines comerciales.

     Por unanimidad, el 13 de octubre de 2021 los ministros rechazaron los amparos de Bayer-Monsanto, Syngenta, PHI y Corteva en los que planteaban más de 130 argumentos en su defensa.

Califican la decisión de histórica

La agrupación Demanda Colectiva Maíz celebró la decisión porque ratifica la medida precautoria que ha protegido a los maíces nativos del país. Esta agrupación es un colectivo de personas que defienden legalmente el maíz nativo en México, como la milpa.

     El colectivo recordó que desde 2013 la medida precautoria impulsada por ellos contra la siembra de maíces transgénicos ha detenido las solicitudes de permiso para sembrarlos en la República Mexicana.

     Informaron que empresas productoras de maíz transgénicos presentaron decenas de impugnaciones, pero prefirieron no realizar investigación alguna en el país para demostrar la ausencia de riesgos.

Bayer critica las negativas

En un precedente de este caso, el 8 de octubre de 2021, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) rechazó conceder el permiso para una nueva variedad de maíz transgénico que Bayer, empresa alemana, requería para su futura importación a México. Ante el rechazo, la transnacional dijo que evaluarían sus opciones legales.

     «Estamos decepcionados por las razones no científicas por las que Cofepris denegó la aprobación en México», dijo la empresa alemana.

     El corporativo criticó que los continuos retrasos regulatorios de la Cofepris, además de la posibilidad de que se nieguen más permisos, podrían tener un «impacto devastador» en las cadenas de suministro mexicanas.

     La empresa dijo que los cultivos modificados genéticamente, incluido el maíz, han sido sometidos a más pruebas de seguridad que «cualquier otro cultivo en la historia de la agricultura» y han sido considerados seguros para los seres humanos, los animales y el medioambiente.

Por decreto presidencial

El presidente Andrés Manuel López Obrador emitió un decreto a finales del 2020 que esbozaba un plan de tres años para prohibir el herbicida glifosato y el maíz transgénico para el consumo humano.

     Las asociaciones de la industria han criticado el plan y han intentado frenar el plan en tribunales, argumentando que se corre el riesgo de una disputa comercial con Estados Unidos de América.

     Si se interpreta que la prohibición incluye al maíz para alimentación de ganado u otros usos industriales, dicen que en última instancia afectará a los consumidores con precios más altos de los alimentos.

     La prohibición prevista, sin embargo, es popular entre ecologistas y los defensores de la salud alimentaria que argumentan que la pulverización de glifosato en los cultivos transgénicos diseñados para tolerarlos es realmente perjudicial.

     El glifosato es un herbicida probablemente carcinógeno limitado en México por un decreto emitido el 31 de diciembre de 2020, con miras a prohibirse en 2024.

Fuentes: Forbes y El Economista