• Mar. Sep 21st, 2021

Proponen herramientas para asegurar la sanidad de los alimentos

PorAlonso

Dic 14, 2018

Proponen herramientas para asegurar la sanidad de los alimentos

  • Técnicas como la medición por isótopos garantizarán la trazabilidad de productos comestibles

Imagen relacionada

El empleo de técnicas como la medición por isótopos (átomos de un mismo elemento) es prometedor en el área de crecimiento de la trazabilidad, es decir, la serie de procedimientos que permiten seguir el proceso de evolución de un producto en cada una de sus etapas.

     Esta tecnología garantizará la inocuidad de los alimentos a lo largo de cadenas de valor agrícolas cada vez más complejas.

     La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) trabajan juntos con el objetivo de desarrollar métodos para rastrear el uso de antimicrobianos a través de la cadena alimentaria humana, con el fin de combatir su rápido aumento de resistencia.

     Hay numerosos ejemplos de cómo la ciencia avanza, ya sea mediante el uso de técnicas isotópicas para encontrar recursos hídricos y vigilar la degradación de la tierra, o el uso de tecnología de radiación para preservar el patrimonio cultural, así como la tendencia de usar materiales de alto rendimiento para la industria.

La innovación es fundamental para la sustentabilidad

María Helena Semedo, directora general de la FAO, señaló que el desarrollo y el acceso a técnicas nucleares aplicadas a la alimentación y la agricultura son un componente necesario para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

     Al intervenir en la Conferencia Ministerial sobre Ciencia y Tecnología Nuclear que tuvo lugar en Viena, Austria, el 28 de noviembre de 2018, Semedo elogió la asociación de casi 55 años entre la FAO y el anfitrión de la conferencia —el Organismo Internacional de Energía Atómica—, y señaló que han logrado mejorar el desarrollo sostenible de los sistemas alimentarios y agrícolas en áreas como la seguridad alimentaria, la resiliencia climática, el control de plagas y enfermedades y la mejora de la producción pecuaria.

Fuente: FAO

Deja una respuesta