• Mar. Jun 15th, 2021

Robot elimina más de 100 000 malezas por hora

  • El robot distingue y elimina las malas hierbas a través de un sistema de sensores, cámaras y láseres

  • Puede ser una alternativa al uso tradicional de herbicidas en el control de malezas

Las malezas compiten por  espacio, luz y nutrientes con los cultivos. Sin embargo,  a veces estas pueden ser hospederas de plagas de interés agrícola. Hoy existen alternativas al control de malezas, como el manejo cultural y el uso de herbicidas, aunque este último está en tela de juicio, pues es sabido que es perjudicial al medioambiente.

      Por ello, como una propuesta sustentable y de mayor eficacia al control cultural, llega un robot autónomo de control sensorizado con una capacidad 20 veces mayor al humano para eliminar malezas.

El robot desmalezador

Carbon Robotics, una empresa estadunidense enfocada el desarrollo de robots agrícolas, como alternativa al control humano de malezas propone un vehículo autónomo encargado de revisar los cultivos, detectar las malas hierbas y acabar con ellas.

      El vehículo es completamente autónomo y no requiere de una persona conduciéndolo o supervisándolo. Se encarga incluso de rastrear todo el campo pasando entre líneas de cultivo.

Tecnología láser

El arma del robot es una serie de láseres en la parte inferior que eliminan las hierbas. Cuenta con multitud de sensores y 12 cámaras que analizan el suelo para diferenciar las malas hierbas de los cultivos.

     Una vez hecho, dispara los rayos láser apuntando directamente a las malas hierbas y sin dañar el cultivo.

     La compañía dice que su robot autónomo puede eliminar más de 100 000 malas hierbas por hora y entre 15 y 20 hectáreas de cultivos en un día. En contexto, una persona revisa una hectárea de cultivo por día aproximadamente.

     La tecnología es una posible alternativa al uso tradicional de herbicidias químicos en el combate de malezas, como el conocido glifosato, sustancia envuelta en polémica en la actualidad, limitado y prohibido en algunos países del mundo, al ser catalogado por la Organización Mundial de la Salud como posiblemente cancerígeno.

Fuente: Freethink