• Dom. May 9th, 2021

Agrícola Paredes, comprometida con el bienestar de sus trabajadores

PorIvan Delgado

Mar 25, 2019

Agrícola Paredes, comprometida con el bienestar de sus trabajadores

  • Apoyan la educación de los hijos de los colaboradores

El boom de la responsabilidad social en las agrícolas empezó hace 10 años, cuando clientes provenientes de Estados Unidos de América comenzaron a solicitar no solo calidad e inocuidad alimentaria, sino un buen trato a trabajadores y la erradicación de la mano de obra infantil, señala Francisco Javier Monjardín Valdez, gerente del Departamento de Responsabilidad Social de Agrícola Paredes.

     Esta empresa, ubicada en el valle de Culiacán, en Sinaloa, México, cuenta con el distintivo de Empresa Socialmente Responsable desde hace 13 años, otorgado por el Centro Mexicano para la Filantropía.

¿Cuántos trabajadores del campo llegan a Agrícola Paredes?

En temporada alta, Agrícola Paredes tiene entre 2200 a 2500 colaboradores para producción de campo, y en el área de empaque más de 400 personas.

     La mayor parte de los trabajadores de campo provienen de los estados de Oaxaca, Guerrero, Veracruz, y unos pocos de Chihuahua y de Sinaloa. Mientras que, para el empaque, el 95 % es sinaloense, provenientes de los municipios de Mocorito, Angostura y Culiacán.

     Para los trabajadores que vienen de otros estados, Agrícola Paredes ofrece viviendas, con áreas de sanitarios, lavaderos, consultorios y estancias infantiles para que el colaborador tenga todas las condiciones necesarias para una estancia más agradable. Todo esto, afirma Francisco Javier Monjardín, corre por parte de la empresa.

¿Cómo hacer que regresen los trabajadores del campo?

El valle de Culiacán es una zona con fuerte producción de hortalizas, por lo que es relativamente fácil estar escasos de mano de obra por la gran competencia entre las agrícolas por captarla, según Monjardín Valdez. “La idea de nuestra agrícola es darles las condiciones necesarias a los colaboradores, brindarles lo mejor, que puedan tener buenas viviendas con todos los servicios, así como educación, médicos y aparte cuidar el medioambiente”.

     Una de las ventajas de tener programas y esquemas de responsabilidad social en las agrícolas, es retener y captar más mano de obra, que son parte del engranaje de cualquier empresa, advierte nuestro entrevistado.

Un compromiso amplio con la educación

Francisco Javier Monjardín explica que, en la agrícola, uno de los compromisos más puntuales es con la educación de los hijos de los trabajadores del campo. “El compromiso es grande y fuerte con la educación de las niñas y niños”.

     “Tenemos desde educación preescolar, con el apoyo del Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE). Para el nivel primaria, hay convenios con escuelas de tiempo completo de la Secretaría de Educación Pública (SEP), para que los niños tengan la oportunidad de estudiar y, cuando termine el ciclo agrícola, ya cuenten con su boleta y certificado de haber terminado su grado”, explica.

     Podrá encontrar la entrevista completa muy pronto, dentro del número 26 de su revista Agro Excelencia, publicación que corresponde a los meses de abril y mayo de 2019.

Deja una respuesta