Apergillus, opción contra toxinas cancerígenas en cultivos

Publicado:

  • Las aflatoxinas son sustancias cancerígenas producidas por especies infectivas de Aspergillus

  • Las cepas no fitopatógenas pueden combatir a cepas tóxicas y toxinas presentes en cultivos

El 25 % de los cultivos alimentarios del mundo están contaminados por toxinas fúngicas, como las aflatoxinas, sustancias altamente cancerígenas producidas por algunas especies del hongo Aspergillus, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

     Investigadores de la Universidad de Arizona y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos sugieren que los miembros de esta misma especie de hongo pueden usarse para reducir las aflatoxinas en los cultivos.

     «Algunas cepas de Aspergillus son incapaces de producir aflatoxinas y se denominan cepas atoxigénicas, es decir, microorganismos impedidos de producir enfermedades. Igualmente son llamadas no fitopatógenas. Estas cepas pueden superar a otras productoras de aflatoxinas durante la colonización de cultivos y reducir su contaminación en los cultivos de alimentos en humanos y animales», explicó Lourena Arone Maxwell, fitopatóloga y líder de la investigación.

Productos eficaces contra toxinas cancerígenas

Estados Unidos de América, México, Canadá, África, Europa y Asia comercializan y utilizan cepas atoxigénicas altamente competitivas de Apergillus como productos de biocontrol, o bioplaguicidas.

     Estos productos son seguros para el medioambiente y su empleo es la forma más eficaz de producir alimentos que estén a salvo de la contaminación por aflatoxinas.

     «Nuestra investigación proporciona evidencia detallada sobre la capacidad de las cepas de control biológico atoxigénico de Aspergillus no solo para prevenir la contaminación por aflatoxinas, sino para degradar las que ya están presentes en el cultivo. Por primera vez, demostramos la capacidad de las aflatoxinas para servir como fuente de nutrientes para cepas atoxigénicas», mencionó Maxwell.

Pueden mejorar la selección de cepas benéficas de Aspergillus

Los hallazgos de los investigadores proporcionan nueva información y métodos que pueden contribuir a una mejor selección de cepas atoxigénicas de Aspergillus que pueden usarse en bioplaguicidas para reducir efectivamente la contaminación por aflatoxinas en cultivos de alimentos y forrajes.

     «La investigación puede ayudar al manejo de las aflatoxinas durante el almacenamiento y para las industrias que someten el maíz a remojo o fermentación en húmedo y en seco, molienda y el proceso de ensilado utilizado para producir ensilaje para el ganado», concluyó la científica.

     La investigación fue publicada en Plant Disease, revista científica enfocada en las enfermedades de las plantas, editada por la Asociación Americana de Fitopatología, una organización científica internacional dedicada al estudio de las enfermedades de las plantas.

Fuente: Plant Disease

Artículos relacionados

spot_img

Articulos recientes

spot_img