• Mié. Ago 4th, 2021

Aspectos prácticos de fertirrigación en tomate

Ramón Lizárraga Jiménez
Maestro en ciencias. Facultad de Agronomía
de la Universidad Autónoma de Sinaloa

Por fertirrigación se entiende la aplicación simultánea de fertilizantes en el agua de riego. Así, el agua se aprovecha como vehículo para que los nutrimentos lleguen directamente al sistema radical de la planta.

La fertirrigación permite realizar una fertilización ajustada a las necesidades diarias del cultivo, acorde a la etapa de crecimiento de la planta y a las condiciones climáticas. Esta técnica se puede efectuar con cualquier tipo de riego, aunque resulta más eficaz en los sistemas de riego por goteo.

Fertirrigación en suelo y sustrato

La fertirrigación en suelo y sustrato es diferente. En suelo debe conocerse la actividad química de los diferentes elementos que se encuentran en él para elaborar los programas de fertirrigación, de acuerdo a los requerimientos de la planta. Además, se debe considerar la capacidad de liberación de cada nutrimento que tenga el suelo.

También es indispensable establecer pruebas de respuesta del cultivo a diferentes concentraciones de nutrimentos, con el fi n de conocer la interacción entre ellos y saber si son “sinérgicos” (o de acción combinada) o antagónicos, por su influencia en la elaboración de la solución nutritiva.

En el sustrato es suficiente con cuidar un buen suministro de los elementos y mantener las relaciones adecuadas, de acuerdo al cultivo y su etapa de desarrollo. Especial atención requiere al riego para evitar estrés hídrico por deficiencia de suministro de agua, y prevenir una descomunal pérdida de nutrientes en el drenaje por sobrerriego: esto encarece los costos de producción del cultivo. Lo recomendable es un drenaje del 20 al 40%.

Etapas fenológicas del tomate

La observación de fenómenos biológicos y fenológicos1 en cultivos, y su relación con el medioambiente es esencial (Villalpando et ál., 1991).

En los programas de fertirrigación se deben diferenciar las etapas fenológicas del cultivo: cada una de ellas demanda diferentes cantidades de nutrimentos. Es necesario conocer la extracción de cada nutriente en determinada etapa de la planta, pero sobre todo las relaciones entre nutrimentos por etapa fenológica.

El artículo completo está disponible en el número 8, páginas 11-13, de su revista Agroexcelencia.

Descargar Vol. 8

Deja una respuesta