• Vie. Dic 2nd, 2022

Controle al huanglongbing, la pesadilla de los cítricos

  • Cómo manejar las poblaciones del psílido asiático de los cítricos, vector del HLB

  • Incorporar insectos benéficos: avispitas, crisopas y cataritinas

  • Recomendable podar brotes infestados

Edgardo Cortez Mondaca
Doctor en ciencias
Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias

El huanglongbing (HLB) es la enfermedad más devastadora de los cítricos en el mundo. Candidatus Liberibacter asiaticus y Ca. L. americanus son las bacterias causantes de la enfermedad. Su vector o trasmisor es el psílido asiático de los cítricos (Diaphorina citri).

     Poblaciones elevadas de adultos y ninfas afectan el vigor, desarrollo y crecimiento de plantas pequeñas. En árboles grandes provocan la marchitez en los brotes tiernos.

     Las ninfas son poco móviles y producen sustancias cerosas de color blanco a manera de excremento, lo que resulta muy notorio conforme la alimentación es mayor y sus poblaciones son altas.

     Cuando el daño es severo provocan que el follaje más joven se enchine y cese la producción de fruta por un año o más. Esto ocurre en árboles de medianos a grandes de limón mexicano.

     El psílido asiático de los cítricos es un insecto plaga que posa en brotes tiernos y hojas jóvenes. Su color es amarillo claro o naranja. El desarrollo del psílido asiático de los cítricos varía de 12 a 48 días de huevo a adulto en ciertos estados de México (Sinaloa, por ejemplo). Entre mayo y octubre, el periodo más caluroso del año, eclosiona un promedio de 12 generaciones. Incluso, es posible registrar entre 18 y 19 generaciones al año.

¿Qué es el HLB?

El huanglongbing es conocido como HLB o greening (reverdecimiento) de los cítricos. Está asociado con la infección de tres especies de bacterias: Candidatus Liberibacter asiaticus, Ca. L. africanus y Ca. L. americanus (Cuadro 1).

     Estas bacterias son esparcidas a través de insectos vectores y por la propagación vegetativa, dificultando su control. El HLB fue detectado el 2004 en el continente asiático por primera vez, y en el 2009 en México, en árboles de limón mexicano en áreas urbanas de la península de Yucatán. Posteriormente fueron encontrados en árboles de la misma especie en los estados de Nayarit y Jalisco, y en 2010 en Campeche, Colima, Sinaloa y Michoacán.

     En el 2016, detectaron el HLB en 391 municipios de 22 estados de la República Mexicana, las pérdidas de producción son hasta del 18 % en limón Persa y de 60 a 80 % en limón mexicano.

Síntomas del greening de los cítricos

La enfermedad disminuye el rendimiento y puede conducir a la muerte regresiva de los árboles. La fruta producida en ramas afectadas por HLB tiene un tamaño ligeramente menor que la de ramas asintomáticas.

     Los síntomas de la enfermedad son los siguientes:

  • Amarillamiento sectorial de la copa del árbol.
  • Moteado clorótico o zonas con un color verde claro y asimétrico en las hojas.
  • Venas prominentes y corchosas.
  • Los frutos presentan manchas con bordes difusos e inversión de color, son pequeños y asimétricos; su jugo es amargo y carece de valor comercial.

El artículo completo puede encontrarlo en el volumen 45 de revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 45