Desarrollan tecnologías para la reproducción de abejas sin aguijón

Desarrollan tecnologías para la reproducción de abejas sin aguijón

  • La investigación propicia la reproducción artificial de estos insectos polinizadores
  • Estiman que estos nidos fomenten productos de mejor calidad y tengan un impacto positivo en el medioambiente

Una investigación aplicada para el aprovechamiento sustentable de abejas polinizadoras sin aguijón –una especie de importancia económica y ambiental en la meliponicultura nacional– fue desarrollada por científicos del Colegio de Postgraduados (COLPOS) del Campus Córdoba, Veracruz, México.

     Entre las investigaciones destacan el diseño de meliponarios y cajas racionales para el alojamiento de nidos de abejas sin aguijón, la caracterización y calidad de polen y miel y el inventario de la flora de las que estos insectos se alimentan.

Propician la reproducción artificial de abejas

Entre las recientes innovaciones que el grupo de investigadores ha generado destaca la caja para la multiplicación artificial y producción de miel de abejas sin aguijón.

     La caja está diseñada para alojar colonias de las tres especies de abejas sin aguijón (Scaptotrigona mexicana, Scaptotrigona pectoralis y Nannotrigona perilampoides) con alto potencial para ser aprovechadas comercialmente en la región de las altas montañas de Veracruz, con beneficios económicos para los meliponicultores de la zona.

     En comparación con otras estructuras utilizadas en la meliponicultura, la desarrollada por el COLPOS facilita la inspección y multiplicación de las colonias y brinda las condiciones adecuadas de temperatura que requieren los nidos de este tipo de abejas para alcanzar un máximo desarrollo.

     Las abejas alojadas en estos espacios artificiales invierten la mayor parte de su energía en la colecta de polen y néctar, que son esenciales para el desarrollo y sobrevivencia de la colonia.

Abejas con un mejor desarrollo

Las cajas están construidas de madera, poliestireno expandido y poliuretano, y los resultados obtenidos muestran que las colonias alojadas en ellas tienen un mejor desarrollo y almacenan mayor cantidad de miel y polen, comparado con las colonias cultivadas en ollas de barro o estructuras de madera que se utilizan convencionalmente.

     Adicionalmente, la caja facilita la cosecha de miel y el polen sin contaminarla con otros residuos y no se destruyen las estructuras de nido al momento de cosechar o multiplicar las colonias.

     Las cajas de poliestireno expandido y poliuretano son desmontables y pueden variar en medidas de acuerdo con la especie y lugar a utilizarse.

     Las propiedades aislantes de los materiales utilizados en la construcción de estas cajas brindan al nido un rango de temperatura de 26.4 a 31.3 ºC favorable para el desarrollo de la colonia, lo que se ve reflejado en mayor sobrevivencia de las abejas, especialmente durante épocas de temperaturas bajas.

     Estas innovaciones desarrolladas por el Colegio ya son utilizadas por los meliponicultores, quienes tienen un aprovechamiento sustentable de las abejas sin aguijón y obtienen productos inocuos y de calidad.

¿Qué es la meliponicultura?

La cría y manejo de abejas sin aguijón es conocida como meliponicultura, una actividad con múltiples beneficios para el ser humano y el medioambiente. De los nidos de estas abejas se obtienen productos de valor económico como miel, polen, propóleos y cerumen (cera de abeja, material con el que construyen sus nidos).

     La miel de esta abeja contiene un alto contenido de compuestos antioxidantes, lo que la hace benéfica para la salud humana y de alto valor alimenticio y medicinal, por lo que su comercialización genera ingresos económicos a las personas que se dedican a esta actividad, además de que estas abejas polinizan un gran número de plantas silvestres y cultivadas.

Fuente: SADER

POST RELACIONADOS