Eficientizan el consumo de agua de las plantas

Eficientizan el consumo de agua de las plantas

  • Mediante la modificación del ciclo biológico de la planta, investigadores lograron hacer más eficiente su consumo de agua
  • El ahorro de este líquido vendría de un control más preciso de los estomas de la planta

Un grupo de investigadores descubrió que el reloj biológico de las plantas juega un papel protagónico en el consumo de agua, permitiendo a los cultivos usar este recurso, cada vez más escaso, con mayor eficiencia.

     Mediante una serie de experimentos con la planta modelo más utilizada en laboratorios, Arabidiopsis thaliana, los investigadores lograron cambiar los ciclos del reloj biológico en las plantas, lo que permitió que crecieran fuertes y saludables, con menos riegos.

Una oportunidad para cultivar regando menos

El estudio revela que el ritmo circadiano (oscilaciones de las actividades biológicas de un organismo en intervalos regulares) es el que afecta la eficiencia del uso del agua en su totalidad en las plantas, y no solo una parte específica.

     La investigación abre una oportunidad en el ajuste de los cultivos para utilizar este líquido de manera más eficiente (perder menos humedad a través de la transpiración mientras aún crece, por ejemplo).

     En la agricultura se usa alrededor del 80 % del agua dulce utilizada en el mundo. Por lo tanto, comprender los procesos en las plantas que afectan la cantidad que usan es de vital importancia para desarrollar cultivos que sean productivos pero que necesiten menos riegos.

¿Cómo eficientiza la planta el agua?

Las plantas transpiran con un ritmo diario porque los estomas (pequeños poros en la superficie de las hojas) generalmente se abren solo durante el día. Estudios anteriores mostraron que la apertura diaria está regulada por los llamados ritmos circadianos.

     «Los ritmos circadianos podrían tener un gran impacto en la cantidad de líquido que usan las plantas. El objetivo general de la investigación radica en reducir la cantidad de agua utilizada en el riego de cultivos para mejorar la sostenibilidad de la producción agrícola de alimentos en el mundo”, explica Antony Dodd, del Centro John Innes, autor principal del estudio.

Es posible cambiar los ciclos biológicos mediante la modificación genética

El estudio revela que mediante la modificación genética es posible cambiar el ciclo circadiano, lo que afecta la eficiencia del uso del agua a través de una variedad de formas.

     Junto con el ajuste del proceso de transpiración, el reloj biológico alterado influye en el crecimiento de las hojas grandes, lo que afecta la cantidad de líquido que usa la planta. Estos cambios, junto con otros, explican las mejoras en la eficiencia que observaron los investigadores.

     La investigación fue publicada en Plant Physiology, una revista internacional dedicada a la fisiología, bioquímica, biología celular y molecular, genética, biofísica y biología ambiental de plantas. El Centro John Innes, ubicado en Norwich, Norfolk, Inglaterra, es un centro independiente de investigación y capacitación en ciencias de plantas y microorganismos.

Fuente: Plant Physiology

https://phys.org/news/2020-03-clockwork-transpires.html

POST RELACIONADOS

Deja un comentario