El tomate, un caso de incertidumbre para estadunidenses y mexicanos

El tomate, un caso de incertidumbre para estadunidenses y mexicanos

  • 17.5 % es el arancel que tiene el tomate mexicano a partir del 7 de mayo

  • El precio del tomate bola subió de 8.27 a 12.34 dólares a partir de la aplicación de las nuevas cuotas

  • Prevén que el precio de la hortaliza pueda subir hasta 85 % en Estados Unidos

Estados Unidos eliminó el 7 de mayo de 2019 el Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping de las exportaciones de tomate mexicano, que por 23 años evitó que los productores nacionales pagaran cuotas compensatorias por la investigación que quedó pendiente desde entonces.

     El país vecino, mientras resuelve la retomada investigación por presunto comercio desleal, aplicó una cuota compensatoria a todo el tomate mexicano que pase por su frontera del 17.5 % de su valor, arancel que entró en vigor el mismo 7 de mayo.

     Dicha investigación, reabierta por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, tiene como fecha límite para dar a conocer sus conclusiones el 19 de septiembre de 2019, con lo que el arancel aplicado podría aumentar, disminuir o permanecer igual, de acuerdo con el director general de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), Alfredo Díaz Belmontes.

Proceso abierto ante el ITC

Además del mencionado caso, los productores de tomate mexicanos y los de Florida tienen un proceso abierto ante la Comisión Internacional de Comercio (ITC, por sus siglas en inglés), en donde ambas partas ofrecieron pruebas para ratificar sus posturas. La ITC, por su parte, presentará su dictamen final el 3 de noviembre de 2019.

     Con el veredicto de la ITC, se va a aclarar sobre si los productores de tomate de México le hicieron daño a la industria estadunidense o no existe tal perjuicio. “Si ellos concluyen que no le hicimos daño, la investigación termina y el problema del arancel finaliza: nos vamos a mercado libre. Si ellos concluyen que la industria de tomate mexicano le hizo daño a la industria de tomate estadunidense, reconfirman el pago del arancel. Esas son las dos cosas que pueden pasar”, explica Alfredo Díaz Belmontes.

Tendrán que afrontar el arancel por ahora

El director de la AMHPAC aclara que —al menos a corto plazo— los productores de tomate de México van a tener que enfrentar la presión económica que representa el arancel “y nos va a doler en el bolsillo, porque vamos a tener que pagar el arancel de 17.5 % por cada libra exportada, pero además tendremos que garantizar eso con una fianza, es decir, aparte del arancel hay que pagar una fianza”.

     Ante un panorama de incertidumbre, Díaz Belmontes dijo que han estado en pláticas con autoridades federales, como es el caso de Víctor Villalobos, titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), para examinar la posibilidad de que el gobierno federal autorice apoyos para los productores de tomate, sobre todo para los pequeños.

Los estadunidenses, los más afectados

El director de la AMHPAC advierte que, con la decisión tomada por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, los más afectados serían los mismos estadunidenses.

     “El 52 % del tomate que se consume en Estados Unidos es de origen mexicano, y el resto lo importan de otros lugares. Ellos piensan que están protegiendo a la industria estadunidense, pero esta industria, que básicamente es Florida y Georgia, están produciendo un tomate que es diferente al que México exporta: es un tomate que va más al segmento industrial”, explica.

     “Si la situación se agrava más, va a haber un desabasto de tomate en Estados Unidos, y al momento de caer la oferta, y la demanda permanece, pues bajo la ley de la oferta y la demanda el precio se incrementa: finalmente van a tener que pagar más por el tomate que vayan a comprar los estadunidenses”, advierte.

     De acuerdo con datos ofrecidos por la AMHPAC, los precios del tomate bola pasaron de 8.27 a 12.34 dólares estadunidenses a partir de las nuevas cuotas compensatorias, y se prevé que suban más.

     Según datos publicados por El Financiero: “Los precios minoristas del tomate en territorio estadunidense podrían subir entre 40 y 85 %, y las mayores alzas pudieran ocurrir en el periodo octubre-junio, cuando la producción en Florida se ralentiza y los estadunidenses dependen más de las importaciones, según un estudio realizado por la Universidad Estatal de Arizona”.

Productores, en la incertidumbre

Por otro lado, Theojary Crisantes Enciso, director de Wholesum Harvest, empresa productora y exportadora de hortalizas orgánicas, afirma que se viven momentos de incertidumbre.

     “Los agricultores de tomate que están ahorita empezando a producir en Guanajuato y otras partes del centro del país ya están metidos en el problema. Los que estamos aquí en Sinaloa estamos saliendo del cultivo, pero ya tenemos que empezar con la planeación. ¿Vamos a pedir semillas? ¿Qué variedades? ¿Qué especies? ¿Cuántas? ¿Vamos a buscar cultivos alternos? Este tema está generando una serie de elementos muy difíciles de afrontar, y estas decisiones de negocio las tenemos que tomar ahora, sin saber cuáles serán las condiciones. ¿Serán los aranceles más altos? ¿Serán más bajos? ¿Cómo va a afectar mi estructura de costos? Todo en este momento es incertidumbre”, expresa.

Una hortaliza de importancia

México exporta cada año alrededor de 2000 millones de dólares de tomate a Estados Unidos, 95 % de la hortaliza producida va al mercado estadunidense y es el tercer producto agrícola de exportación del país, después de la cerveza y el aguacate; asimismo, uno de cada dos tomates que se consumen en Estados Unidos son de origen mexicano, según la Secretaría de Economía.

     La producción y exportación de la hortaliza apoya el empleo directo de más de 400 00 personas, que en su mayoría son migrantes quienes van acompañados de sus familias; además, genera en al menos 17 estados un millón de empleos adicionales en industrias relacionadas con la cadena de soporte, logística, servicios, entre otras.

     Alfredo Díaz Belmontes y Theojary Crisantes Enciso estuvieron presentes en el marco del IV Simposio de Producción de Hortalizas Orgánicas, llevado a cabo el 2 y 3 de mayo de 2019, en Culiacán, Sinaloa, México.

Deja un comentario:

POST RELACIONADOS