• Vie. May 27th, 2022

Importaciones mexicanas de pepino y calabacita, necesarias para EE. UU.

  • México exporta cerca casi el 99 % de sus pepinos y calabacitas al territorio estadunidense

  • Productores de Florida acusan a México por sus problemáticas: el ITC rechaza acusación

La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (ITC, por sus siglas en inglés) publicó un informe sobre el sector del pepino y de la calabacita, y los efectos de las importaciones en los productores de temporada: agricultores de Florida acusan que las hortalizas mexicanas los están afectando.

     El informe aporta una visión general de los sectores estadunidense y mexicano de estas hortalizas, así como un análisis de las condiciones competitivas del mercado.

     México exporta el 98.8 % de su producción a los Estados Unidos, seguido de Canadá. Mientras que con el calabacín el país vecino del norte importó cerca del 96 % de los calabacines mexicanos.

Rechazan acusación de Florida

El informe de la ITC no respalda la reacción de los productores de Florida, Estados Unidos, que culpan a las importaciones mexicanas de sus problemas, según Lance Jungmeyer, presidente de la Fresh Produce Association of the Americas (FPAA).

     «Las importaciones mexicanas están marcadamente diferenciadas de la competencia en términos de selección varietal y estándares de envasado», explicó Jungmeyer.

     «La demanda de pepinos y calabacitas por el consumidor estadunidense ha crecido, puesto que cada vez se consumen más hortalizas frescas».

     «La producción estadunidense de estos productos no puede cubrir la demanda durante todo el año, y las importaciones, principalmente de México, son necesarias para llenar ese vacío. La mayoría de las importaciones mexicanas entran de noviembre a mayo, cuando la producción nacional es menor procedente solo de Florida».

Cambios en la demanda

El informe de la Comisión señala que las importaciones se han elevado por los cambios en la demanda del consumidor estadunidense, que demanda más variedades.

     «La mayoría de los productores de pepinos del sureste de Estados Unidos solo cultivan la variedad American Slicer en campo abierto. Los productores mexicanos utilizan la agricultura protegida para cultivar las variedades Burpless y para bocadillos o antojitos, como pepino inglés, persa y minipepinos».

     Los productores del sureste estadunidense carecen de la capacidad de satisfacer este segmento del mercado en crecimiento:

     «Según los informes, los pepinos mexicanos se venden entre 2 a 3 dólares la caja más que los estadunidenses en los mercados terminales de las ciudades del Este, donde la demanda va muy pegada a la preferencia local», dice Jungmeyer.

     «Los precios medios de los pepinos estadunidenses en la costa este oscilaron entre 14.34 y 35 dólares la caja de 2015 a 2020, mientras que en los pepinos mexicanos estuvieron entre 17.25 y 37.13 dólares la caja. No hay pruebas de que las importaciones mexicanas sean más baratas que el producto estadunidense».

Contratiempos para los productores de Florida

El informe de la ITC identifica otras dificultades que afectan a los productores del sureste de Estados Unidos:

  1. Costo y disponibilidad de la mano de obra. El aumento del costo de la mano de obra y de su baja disponibilidad perjudican a los productores estadunidenses al elevar los costos de producción, mermar la productividad y reducir los tipos de producto.

     Los productores han recurrido cada vez más a inmigrantes temporales, pero ellos solo suponen el 10 % de los trabajadores agrícolas del país. La falta de mano de obra nacional desemboca en diferencias cualitativas.

  1. Condiciones de cultivo complicadas. La elevada humedad y las condiciones de cultivo únicas del sureste de Estados Unidos representan para los productores de pepinos y calabacines, la presión de plagas y enfermedades relacionadas con el clima, que eleva los costos por la necesidad de aplicar cantidades considerables de plaguicidas y fungicidas.

     El potencial de que los cultivos se dañen o pierdan por efecto de los huracanes y las tormentas tropicales afecta negativamente a estos productores.

     La Comisión de Comercio estadunidense ratifica la relevancia de las importaciones de las hortalizas mexicanas para continuar supliendo las necesidades de los consumidores de dicho país.

Fuente: Fresh Plaza