• Mié. Ago 4th, 2021

La mosca de alas manchadas prefiere su fruta intacta

PorAlonso

Feb 26, 2021
  • En México está considerada como una plaga cuarentenaria
  • Drosophila suzukii escoge frutos que no han sido tocados por otras moscas para ovipositar
  • Este comportamiento cambia de acuerdo con el nivel de infestación en el campo

La mosca del vinagre de alas manchadas (Drosophila suzukii) prefiere depositar sus huevos en lugares que ninguna otra mosca ha visitado, según un estudio. Esto plantea interrogantes sobre cómo estos insectos pueden saber si una fruta es territorio virgen y qué podría significar eso para el control de plagas.

     D. suzukii causa graves daños en frutos de epidermis delgada, como arándano, frambuesa, fresa, uva, zarzamora, además de chabacano, manzana, níspero y tomate. La especie plaga prefiere depositar sus huevos en frutas maduras, lo que acarrea problemas a los productores.

     En México, de acuerdo con la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias, Drosophila suzukii cumple con la definición de plaga cuarentenaria, es decir, posee una importancia económica potencial para el área en peligro aun cuando la plaga no esté presente o, si está presente, no está ampliamente distribuida y se encuentra bajo control oficial.

Comportamiento cambiante de acuerdo con el tamaño de infestación

Para evitar el rechazo de los consumidores, existen medidas para evitar la infestación y para que la fruta infestada no llegue al mercado.

     Algo que los investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, Estados Unidos, notaron al observar las infestaciones en los campos de cultivo fue que el comportamiento de puesta de huevos de la especie era diferente, dependiendo del tamaño de la población de estos insectos-plaga.

     Cuando las poblaciones de D. suzukii eran pequeñas, solo depositaban unos pocos huevos en cada pieza de fruta, y exclusivamente en la madura. Si hubiera más D. suzukii presente, se pondrían más huevos en cada pieza de fruta. Los investigadores notaron que en mayores densidades del insecto había más probabilidades de que colocaran sus huevos en frutas que no estaban maduras.

La ovipostura de la mosca

Para comprender mejor el comportamiento de oviposición de D. suzukii, los investigadores desarrollaron una serie de experimentos. Específicamente, encontraron que, dada la opción, la hembra de D. suzukii prefería colocar sus huevos en frutas que otras moscas nunca habían visitado.

     «No importa si las otras moscas ponen huevos, ni siquiera si las otras moscas son machos o hembras. Solo importa si otras moscas han tocado una pieza de fruta. Si hay fruta intacta disponible, D. suzukii rechazará la que hayan visitado otras moscas”, explicaron los investigadores.

Buscarán la señal que deja D. suzukii

Los investigadores dicen que el siguiente paso es determinar qué es exactamente lo que detecta D. suzukii.

     «No estamos seguros de si las moscas dejan un marcador químico o bacteriano, o algo completamente distinto, pero estas pueden decir dónde han estado otras moscas», compartieron.

     «Si podemos obtener una mejor comprensión de lo que impulsa el comportamiento de esta especie, podría llevar al desarrollo de nuevas técnicas de control de plagas».

     El artículo, «Las señales sociales median en la selección del sitio de oviposición en Drosophila suzukii«, se publicó en Scientific Reports, una revista científica de acceso abierto revisada por pares publicada por Nature Research.

Fuentes: Scientific Reports, FAO y SENASICA