• Mié. Ago 4th, 2021

La raíz, un aliado para mejorar la productividad de los cultivos

Daniel Díaz Montenegro
Doctor en ciencias
Agroenzymas

  • Es indispensable la formación de nuevas raíces

  • La fertilización y el riego deben dirigirse a la raíz

El sistema radicular es un componente relevante en el desarrollo y sobrevivencia de la planta, así como del potencial productivo de los cultivos.

       Es necesario tener el suficiente conocimiento sobre qué es la raíz, cómo crece y muere, cómo funciona, cómo se estudia y cómo se puede manipular para que durante la vida del cultivo tenga la cantidad y funcionalidad suficiente y adecuada. En este artículo se abordarán algunos de estos aspectos.

¿Por qué debemos cuidar a la raíz?

Las funciones de la raíz van más allá de lo que es sostén del suelo y absorción de agua y nutrientes: es un sitio de almacenamiento de reservas (árboles), síntesis de hormonas (citocininas, las encargadas de retardar el envejecimiento) y metaboliza o transforma nutrientes para una mejor asimilación (nitrógeno). Su importancia en la absorción de agua y nutrientes es básica para el desarrollo de la planta.

      La raíz —debemos agregar— tiene una función hacia el suelo, exudando compuestos y aportando materia orgánica al descomponerse.

      En las plantas hay un balance entre el tamaño de su sistema radicular y parte aérea. Empero este balance de las plantas es alterado por las condiciones del suelo, el clima y el manejo del cultivo, y ello puede afectar el crecimiento y la productividad.

Conexión entre productividad y sistema radicular

Existe una correlación entre la productividad de un cultivo y la cantidad, tipo y funcionalidad del sistema radicular.

      Ciertamente una falta de raíces tendrá un efecto negativo. Sin embargo, se ha observado que un exceso de ellas no necesariamente lleva a una mayor absorción de nutrientes o a un mejor desarrollo vegetativo.

La diversidad en el mundo de las raíces

Existen distintos tipos de raíces en las plantas, cada una con funciones específicas y con distinto tiempo de vida:

  1. Se tiene a la raíz unicelular, conocida como pelo radicular, de alta capacidad de absorción y con vida útil de 4 a 45 días.
  2. Raíces medianas, con menos menos de 2 mm de diámetro, con capacidad de absorber y su vida puede durar meses.
  3. Luego están las raíces gruesas, las que superan los 2 mm y que viven por años (como en los frutales), y sirven como órgano de almacenamiento de reservas.
  4. Están también las raíces adventicias, que surgen de los tallos.

     El sistema radicular siempre está en un proceso de actividad en el que se forman y crecen raíces, aunque paralelamente también mueren raíces de forma natural o inducida.

El artículo completo está disponible en el número 35, páginas 10 a 12, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 35