Los microorganismos del suelo, una alternativa para corregir deficiencias nutricionales

Armenia Velázquez Gurrola. Maestra en ciencias

Consultora independiente/Abiosa México

  • Trichoderma tiene un interesante potencial en la solubilización de nutrientes
  • Otros más son Pseudomonas fluorescens, Azotobacter, Azospirillum brasilenses, Bacillus subtilis y Glomus intraradices

Organismos de la rizosfera, como hongos micorrícicos y bacterias promotoras del crecimiento vegetal, realizan un amplio rango de actividades.

     Algunas de estas actividades encuentran su contribución en la nutrición, especialmente de nutrimentos esenciales como el nitrógeno y fósforo, el crecimiento de las raíces y el desarrollo de las plantas.

     Estas actividades permiten incrementar la productividad, reducir los costos de producción y evitar la degradación de los recursos naturales.

     En el presente artículo divulgaremos los resultados logrados en laboratorio y campo en microorganismos como Trichoderma y otros más en cultivos tan diversos como pimiento, maíz, aguacate y café.

Trichoderma con potencial en la solubilización de nutrientes

     Trichoderma es un hongo benéfico se encuentra de manera natural en los suelos y ha sido ampliamente utilizado por sus propiedades antagonistas en la prevención de enfermedades agrícolas ocasionadas por diversos hongos fitopatógenos.

     Se ha reportado que Trichoderma cuenta con capacidad de producción de fitohormonas estimuladoras del desarrollo vegetativo y favorecen la productividad de diversos cultivos agrícolas. Sin embargo, hasta hoy no se ha reportado su actividad solubilizadora de nutrientes, como hemos podido constatar en nuestros trabajos de laboratorio.

     En una cepa nativa de Trichoderma spp., aislada de suelos agrícolas, su Eficiencia Relativa de Solubilización (ERS) promedio con fosfato dipotásico (K2HPO4) fue de 400 % a las 24 horas. Empero, a las 72 horas, el desarrollo del hongo se había extendido a toda la caja, y se observó una solubilización completa.

     Estos resultados indican que la capacidad de solubilización que exhibió el hongo a las 24 horas de incubación fue cuatro veces mayor que su desarrollo micelial (Figura 1). Previamente se ha reportado que ciertas cepas del género Trichoderma presentan igualmente capacidad para solubilizar fósforo.

     Los resultados indican que este hongo utilizado extensamente en agricultura para prevención y control de enfermedades tiene un interesante potencial en la solubilización de nutrientes, y puede utilizarse para este propósito.

El artículo completo está disponible en el número 19, páginas 15, 16, 17 y 18, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 19

POST RELACIONADOS