Manejo del moho blanco en chiles

Manejo del moho blanco en chiles

Miguel Ángel Apodaca Sánchez. Doctor en ciencias

Escuela Superior de Agricultura del Valle del Fuerte

 de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

  • La enfermedad se presenta en floración y fructificación

  • Se recomienda una nutrición balanceada

En muchas regiones de México, el moho blanco (S. sclerotiorum) devasta cultivos de grano como el frijol y el garbanzo, así como hortalizas, incluyendo al chile, pimiento, papa, etcétera.

Síntomas

Cuando el ambiente es húmedo y templado, los esclerocios presentes en la superficie del suelo germinan y el micelio invade rápidamente el cuello y base del tallo.

   El resultado es una pudrición de color café claro o grisáceo. Las plantas colapsan y mueren en pocos días. En contraste, el ambiente frío favorece la producción de ascosporas, causantes de pudriciones extensivas de ramas, hojas y frutos.

     La enfermedad se presenta cuando el cultivo está en floración y fructificación. La recolección de frutos asintomáticos o con infecciones incipientes, resultan en pudriciones en poscosecha.

Manejo

  1. Rotación de cultivos con gramíneas (trigo, sorgo, maíz). La paja se debe de incorporar después de la cosecha para aumentar los microorganismos antagónicos. La siembra de cultivos de hoja ancha, cuyo follaje se “cierra” (frijol, papa y garbanzo) son los menos convenientes para las rotaciones, porque la ventilación del cultivo no es la apropiada y sufren serios daños.
  2. Procurar una nutrición balanceada. El abonado del suelo con estiércoles, compostas y abonos verdes fortalece a las plantas e incrementa las poblaciones de microrganismos antagónicos a sclerotiorum.
  3. La labranza incorpora parte de los esclerocios, y aquellos que se entierran a más de 10 centímetros de profundidad no son capaces de germinar.
  4. Para fomentar la ventilación de las plantaciones, se sugiere: a) sembrar en suelos bien nivelados sobre cama alta; b) surcar a la longitud y anchura recomendada; c) evitar densidades excesivas de plantas; d) aplicar riegos ligeros, entre otros.

El artículo completo está disponible en el número 2, páginas 21 y 22, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 2

POST RELACIONADOS

Deja un comentario