• Jue. Dic 1st, 2022

Protegen uvas para vino de los estragos del sol

PorAlonso

Oct 17, 2022
  • Altas temperaturas originan vinos con alto contenido de azúcar, alcohol y sin acidez

  • Un sistema de espaldera ofrece protección cero ante alta radiación solar

  • Una técnica alternativa mejora la protección solar y es posible de instalar sin volver a sembrar

El aumento de la temperatura origina vinos con altos contenidos de alcohol y azúcar, sin acidez. Cambiar uno de los sistemas de espaldera más comunes podría aliviar los efectos de las temperaturas extremas en el cabernet y otras uvas para vino ante el cambio climático.

     Los enrejados de posición de brote vertical, o VSP, son sistemas de espaldera. En estos los brotes de vid son tutoreados para crecer en filas verticales y estrechas, con la fruta más cerca del suelo. El sistema permite una mayor exposición a la luz solar.

     Un estudio realizado por investigadores de la estadunidense Universidad de California Davis (UCD) encontró que estos sistemas son perjudiciales para las uvas en regiones con altos índices de radiación solar.

     «Estos enrejados VSP brindan protección cero ante altas temperaturas. La fruta, al estar cerca del suelo, refleja el calor en el dosel y los racimos», puntualizó Kaan Kurtural, profesor de viticultura y enología.

     Los enrejados VSP tienen mayor probabilidad de producir menos uvas, con mayor porcentaje de bayas quemadas por el sol y de mal color, de acuerdo con el especialista.

Proteger las uvas de vino del calor

Los sistemas de enrejado de alambre alto único permiten que las hojas de la vid aporten sombra a las uvas. Los enrejados miden 160 centímetros de altura y reducen la radiación solar directa. La luz solar reducida no afectó el color o la calidad de las uvas, según el estudio.

     Las uvas producidas con dicho enrejado terminaron con casi el doble de antocianinas en su piel debido a la falta de degradación por el calor. Las antocianinas son sustancias químicas de la planta que dan color a las uvas rojas y protegen contra los rayos ultravioleta.

     «El efecto es similar al de una buena tela de sombra, pero más económico. Otra ventaja del sistema de alambre alto es que facilita la cosecha de uvas con máquinas, lo que puede ahorrar costos de mano de obra», abundó Kurtural.

Mayor rendimiento

El estudio examinó seis tipos de sistemas de enrejado y tres dosis de riego. El análisis encontró que los enrejados de VSP requerían la mayor cantidad de agua, otra desventaja de este sistema.

     «Con los sistemas de enrejado de alambre alto único, los productores obtienen un rendimiento más comercial por la cantidad de agua que deberían aplicar. El sistema tiene la relación ideal entre el área de la hoja y la fruta», de acuerdo con el investigador.

     Kurtural dijo que los productores podrían cambiar a estos sistemas de espaldera de alambre alto sin tener que volver a plantar un viñedo completo. La conversión podría tardar 18 meses.

     La investigación fue publicada en Frontiers in Plant Science, revista científica de acceso abierto enfocada en las ciencias de las plantas.

Fuente: Frontiers in Plant Science