• Jue. Dic 2nd, 2021

Recomendaciones para el uso y manejos adecuados de los plaguicidas

Pedro de Jesús Bastidas Bastidas. Maestro en Ingeniería Ambiental.

Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo.

Las buenas prácticas agrícolas durante el uso y manejo de los plaguicidas, incluyen los usos recomendados oficialmente o autorizados a nivel nacional que garantizan que los productos de consumo humano cumplen con requisitos de inocuidad de los alimentos, seguridad de los trabajadores, y la rastreabilidad de los alimentos de origen agrícola, así como la sostenibilidad ambiental, que van desde la compra, hasta el momento de determinar qué hacer con los desechos y se resumen en sencillas recomendaciones:

  1. Recomendaciones al momento de comprar un plaguicida

Al comprar plaguicidas, es necesario fijarse cuidadosamente en el envase del producto y si este está debidamente etiquetado para evitar adquirir productos adulterados o en mal estado.

     ¿Qué revisar en el envase? Que este sea el original; no aceptar productos reenvasados o fraccionados. Que no presente daños, esté cerrado y contenga los sellos de seguridad.

  1. Recomendaciones al momento de transportar plaguicidas

Al momento de transportar plaguicidas —sin importar la cantidad a trasladar— es necesario proteger la carga para evitar derrames y accidentes.

     Nunca transportar plaguicidas junto a las personas ni a los alimentos, ya sean estos de consumo humano o animal.

  1. Recomendaciones al momento de almacenar plaguicidas

Al almacenar plaguicidas, sin importar la cantidad, se debe asegurar que el depósito se encuentre lo más alejado de viviendas y sobre todo fuera del alcance de los niños.

     Los depósitos donde se guarden deben ser seguros (estar bajo llave) y contar con la señalización que indique “peligro”.

  1. Recomendaciones para protección de las personas que utilizarán los plaguicidas (aplicadores)

La aplicación de plaguicidas debe realizarse utilizando el equipo de protección personal adecuado, con el propósito de salvaguardar la salud de los trabajadores. Además, se de­berán tomar en cuenta todas las precauciones indicadas en las etiquetas.

     El aplicador debe contar con el siguiente equipo de protección: Gorra o sombrero, lentes (goggles), respirador con filtro (mascarilla), camisa manga larga y overol, Guantes y botas de goma.

El artículo completo está disponible en el número 19, páginas 8, 9 y 10, de su revista Agro Excelencia.

Descargar v0l. 19

Deja una respuesta