Reducen poblaciones de nematodos en tomate

  • Evalúan formulaciones de Metarhizium carneum contra Meloidogyne enterolobii
  • Viable alternar compuestos químicos con M. carneum como agente de control biológico

El nematodo agallador Meloidogyne enterolobii ataca al cultivo de tomate, sobre todo bajo condiciones de invernadero o mallasombra. Las restricciones en el uso de nematicidas químicos han impulsado la investigación, como lo es el control biológico.

Investigadores de la Facultad de Ciencias Agrícolas de la Universidad Veracruzana en México realizaron un estudio con dos formulaciones del hongo nematófago Metarhizium carneum, una en suspensión concentrada y otra en polvo mojable, las cuales se evaluaron en condiciones de invernadero con el objetivo de reducir la infestación de M. enterolobii en plantas de tomate.

Resultados de biocontrol

Los investigadores compararon la efectividad de la formulación líquida de M. carneum con nematicidas biológicos (Purpureocillium lilacinum) y químicos comerciales (organofosforados y carbamatos).

Los resultados mostraron que ambas formulaciones de M. carneum redujeron la densidad de la población de M. enterolobii en 78 % y 66 %.

En términos de eficacia, la formulación líquida de M. carneum y el tratamiento con Purpureocillium lilacinum disminuyeron la densidad de la población de nematodos en 72 % y 43 %, respectivamente.

Sin embargo, la aplicación de metam sodio antes del cultivo, seguida de aplicaciones de M. carneum durante la etapa de crecimiento del tomate, logró una reducción del 96 %.

Un candidato para comercialización a corto plazo

Los investigadores visualizan como una estrategia prometedora el empleo alternado de algunos compuestos químicos con la aplicación de M. carneum como agente de control biológico.

Señalan que sus resultados refuerzan la posición de M. carneum como un candidato para la comercialización a corto plazo como nematicida biológico.

El estudio se realizó en invernaderos de la planta piloto de desarrollo de agentes de control biológico del Instituto de Ecología, en Xalapa, Veracruz.

Fuente: Plants