• Vie. May 27th, 2022

Reportan desplome de precios hortícolas por segundo año consecutivo

  • Las hortalizas afectadas son el tomate, tomatillo y chiles

  • La razón es una sobresaturación de mercado por la producción ininterrumpida de otras regiones de México

  • Escasez de mano de obra perjudica sector hortícola

Por segunda temporada consecutiva se vive un desplome en los precios del tomate, tomatillo y chiles, por la saturación de los mercados: productores sinaloenses de hortalizas reportan momentos complicados ante dicha situación.

     En entrevista exclusiva para Agro Excelencia, Felipe Alberto Gaxiola Laso, de Agroexportadora Gaxiola y vicepresidente de la Asociación de Agricultores Río Culiacán (AARC), comentó al respecto.

     «El precio del tomate está al mínimo en la frontera con Estados Unidos de América: ocho dólares con 30 centavos por caja. Y en México hay tomates desde 20 hasta 70 pesos por caja. Sin embargo, esto no es suficiente para obtener un retorno de inversión», informó.

¿Por qué ocurrió el desplome de precios?

En 2021 aconteció una caída de precios, muy similar a lo ocurrido al inicio de 2022 y por las mismas razones, informó.

     «Los precios en 2021 fueron un poco peores, pero los de este año están muy cerca. La ventaja es que todavía podemos vender, pero creo que no tardan en decirnos que ya paremos de enviar producto a las bodegas. Está muy similar la situación a la temporada pasada».

     «El desplome sucedió porque hay bastante tomate y la producción de Sinaloa coincidió con la de Baja California o San Luis, porque no hizo frío durante la actual temporada invernal. Estas regiones normalmente finalizan en diciembre, pero su cosecha se prolongó hasta enero de este 2022, por el momento», explicó Gaxiola Laso.

     «En otros lugares, como Sonora, están creciendo en extensión de superficie de mallasombra e invernaderos, y están cosechando desde enero. Se juntó todo y por eso vino el desplome de precios», abundó.

     Para el productor de Agroexportadora Gaxiola, esta situación tiene que ver con el cambio del clima. «Durante este invierno no hubo fríos. Las bajas temperaturas es lo que saca de la temporada a los productores en otras regiones, por lo que se extendieron a enero, afectando el mercado de Sinaloa».

Incrementos en fertilizantes y escasez de mano obra

Además del desplome de los precios en algunas hortalizas, reportan un incremento entre el 25 y 35 % de algunos agroinsumos, como los fertilizantes. También hay escasez de mano de obra.

     «La mano de obra falta en el campo. Deberemos analizar qué haremos en las próximas temporadas. El 90 % de las empresas agrícolas están experimentando esta carencia. Las agrícolas más grandes de Sinaloa están abandonando lotes viejos para atender los nuevos por la insuficiencia de trabajadores del campo» dijo el vicepresidente de la AARC.

Pronostican cuándo se regularían los precios

Felipe Alberto Gaxiola opina que los precios pudieran regularizarse cuando termine la etapa de producción de campo abierto, hacia finales de febrero.

     «Concluyendo la producción de campo abierto, los precios subirán porque es donde hay menos calidad. Pronostico que para fines de febrero estaría terminando la producción: del día 20 para delante. También se esperan fríos en Florida, Estados Unidos, aspecto que puede beneficiar los precios».

¿El fin del campo abierto?

Para solventar esta sobreproducción de hortalizas, el agricultor opina que no hay mejor solución que producir con alta calidad en mallasombra o invernadero y buscar el mercado de exportación.

     «Los que tienen mallasombras son los que van a tener oportunidad. En la temporada 2020-2021, la segunda etapa estuvo bien, pero la primera fue catastrófica y esta pinta igual. Solo los que están produciendo con alta calidad son los que van a continuar en el mercado».

     «Por lo anterior se tendrá que abandonar el campo abierto y quedarse donde hay más calidad, que son las mallasombras e invernaderos. Con el campo abierto creo que los productores van a perder mucho dinero. Por ejemplo, al enviar tu producto al empaque, con mallasombra el 90 % lo empacas, mientras que del campo abierto, solo el 50 %».

     Nuestro entrevistado finaliza exhortando a los productores a analizar muy bien sus decisiones para el futuro, porque la producción de tomates en campo abierto y la mano de obra serán los obstáculos más grandes de las próximas temporadas agrícolas.