• Dom. May 16th, 2021

Criterios estratégicos para enfrentar a las enfermedades bacterianas

Criterios estratégicos para enfrentar a las enfermedades bacterianas

Moisés Santillán Pérez. Ingeniero agrónomo.

Lapisa División Agrícola

Este artículo tiene como objetivo proporcionar información técnica que contribuya a un mejor manejo de las enfermedades causadas por bacterias y evitar que estas afecten el rendimiento productivo de los cultivos hortícolas.

El principal reto en el control de las enfermedades bacterianas es su alta reproducción: una sola célula bacteriana puede originar 30 millones de nuevas células en 24 horas. Poseen, además, una gran capacidad in fectiva o invasiva de tejidos en las plantas, a los que descompone al consumir sus células, luego de parasitarlas.

     El desarrollo de las enfermedades bacterianas está asociado por incrementos en la humedad relativa y temperatura del ambiente, lo que acelera el proceso reproductivo de las bacterias y el desarrollo de las enfermedades en los cultivos.

     La movilidad de las bacterias es limitada, aun las que cuentan con flagelos; pero las que carecen de ellos no poseen capacidad de movimiento. Su forma de llegar a los cultivos es a través de vectores como insectos, salpicaduras de agua, herramientas contaminadas, semillas y plantas infectadas, animales en tránsito, vientos, etcétera.

La tinción de Gram

Uno de los métodos de identificación de las bacterias es el de tinción de Gram. Esta es una técnica de laboratorio que consiste en establecer un cultivo de la bacteria a identificar y teñir la preparación con un colorante llamado violeta de genciana. Posteriormente, se elimina el colorante al agregar alcohol.

     El resultado de la técnica es indicar cuándo, las bacterias, son capaces de retener el color, debido a la composición de su estructura celular exterior. Esta última compuesta por dos capas. Una de ellas, la exterior, está formada por una sustancia llamada peptidoglicano, encargada de absorber el colorante, el cual no se elimina por efecto del alcohol agregado. A este tipo de bacterias se les denomina Gram positivas.

Las opciones para el control de bacterias

En el control de las enfermedades bacterianas son utilizados diversos elementos: desde compuestos a base cobre, hasta antibióticos de diferente grado de efectividad.

     En los compuestos a base de cobre (Cu), existen varias formulaciones disponibles que contienen este elemento, como el oxicloruro de cobre, el hidróxido de cobre, el sulfato tribásico de cobre y el sulfato de cobre pentahidratado.

El artículo completo está disponible en el número 17, páginas 5, 6 y 7, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 17

    

Deja una respuesta