Cubiertas de nim, alternativa para el control del gusano cogollero del maíz

PorAlonso

Jul 28, 2023
  • El tratamiento reduce a 15 % los daños de la plaga, contra 31 % del control

  • La cubierta mejoró en 7 toneladas por hectárea el rendimiento del grano de maíz

El gusano cogollero del maíz (Spodoptera frugiperda) es una plaga con alta capacidad destructiva y resistencia a insecticidas. Las cubiertas de nim podrían ser una alternativa eficaz para su control.

Investigadores de la Universidad Técnica Estatal de Quevedo (Ecuador) y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias Jorge Dimitrov, de la Universidad de Granma, Cuba, evaluaron una cobertura de suelo con residuos de maíz y nim para el control del gusano cogollero del maíz.

¿Qué es el gusano cogollero?

El gusano cogollero daña las hojas, tallos y espigas del maíz, lo que reduce el rendimiento y calidad del cultivo.

El insecto-plaga tiene un cliclo de vida corto: se multiplica rápidamente y genera poblaciones abundantes en poco tiempo. Se reporta que ha desarrollado resistencia a insecticidas usados en su control.

El manejo integrado de plagas y la implementación de prácticas de manejo cultural y biológico mitigan los impactos de este insecto en los cultivos de maíz.

Resultados con cubiertas de nim

Los especialistas evaluaron un tratamiento de cobertura de suelo con biomasa de maíz y nim, a una tasa de 2 toneladas por hectárea antes de la siembra, junto con dos aplicaciones foliares, a los 10 y 20 días después de la siembra.

Las variables evaluadas fueron el porcentaje de plantas de maíz con daños (30 días después de la siembra), índice de área foliar y rendimiento.

Bajo condiciones de campo, la cubierta de nim con maíz redujo los daños del gusano cogollero en 15 % con relación al tratamiento de control, con resultado de 31 %.

Mejoran el rendimiento de maíz

La cubierta de nim con maíz incrementó el índice de área foliar del cultivo y el rendimiento de grano seco, que fue superior a las 7 toneladas por hectárea.

Ambos tratamientos no mostraron diferencias significativas en los daños ligeros en el cultivo (69 % en ambos), a diferencia de los daños más fuertes.

Los investigadores señalaron que la disponibilidad de biomasa de nim podría ser una limitación si esta tecnología se aplica en áreas de cultivo más extensas.

El experimento se realizó  en Los Ríos, Pechiche, Ecuador. Los resultados fueron publicados en Agro Productividad, revista científica revisada por pares publicada por el Colegio de Postgraduados en Ciencias Agrícolas.

Fuente: Agro Productividad