• Mar. May 4th, 2021

Enfermedades causadas por virus en tomatillo

Miguel Ángel Apodaca Sánchez
Doctor en ciencias. Escuela Superior de Agricultura del
Valle del Fuerte de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

  • El tomatillo (Physalis ixocarpa Brot.) o tomate de cáscara es un cultivo que se explota en Sinaloa desde hace más 20 años.

En México, se cultivan aproximadamente 60 000 hectáreas anuales: 20-25% se siembran en Sinaloa.

⠀⠀⠀Las enfermedades causadas por virus constituyen un factor que limita la producción del tomatillo o tomate de cáscara, con pérdidas frecuentes hasta de 100%. La enfermedad puede ser causada por diferentes especies de virus: jaspeado del tabaco, mosaico de la alfalfa, mosaico del pepino, mosaico del tabaco, “Y” de la papa, marchitez manchada del tomate, begomovirus, entre otros. Estos agentes pueden afectar, en mayor o menor grado, a otros cultivos como tomate, papa, chile, calabacita, pepino, sandía, etcétera.

Síntomas

Las plantas enfermas presentan mosaico, moteado, palidez, amarillamiento, achaparramiento y enchinamiento; bronceamiento, quemaduras en las puntas de las ramas, deformación de hojas y tallos, principalmente.

⠀⠀⠀Los frutos pueden ser escasos y de menor tamaño; depende de la etapa del cultivo al momento de la infección.

Condiciones favorables

Al terminar la temporada de cultivo de tomatillo, durante el verano, los virus permanecen albergados en la maleza, o en las socas de otros cultivos de hortalizas. La virosis se transmite por pulgones, moscas blancas y trips, que adquieren a los virus al picar y chupar o raspar a las plantas de cultivo y maleza infectadas, especialmente aquellas que están cerca de las nuevas plantaciones. Estos insectos vectores, después de adquirir el virus vuelan a las plantaciones de tomatillo, transmitiendo la enfermedad, que es incurable.

⠀⠀⠀Una vez que aparecen las primeras plantas enfermas en el nuevo cultivo, los virus se diseminan a las plantas sanas mediante los mismos insectos vectores. En algunos casos también a través de los deshierbes, aclareos, cortes de frutos y cualquier agente que cause heridas en el follaje.

El artículo completo está disponible en el número 7, páginas 10 y 11, de su revista Agro Excelencia.

Descargar Vol. 7

Deja una respuesta