Equipos para la aplicación de fertilizantes en sistemas de riego localizado

Boaz Ariel Guy. Gerente agronómico.
Netafim México

Precisión es la palabra clave en la agricultura moderna. Ser preciso en el manejo del cultivo y en su fertirriego permite ser más competitivo y rentable, maximizando el rendimiento y minimizando el costo de los insumos: agua, fertilizantes, energía, mano de obra, entre otros.

⠀⠀El fertirriego es la aplicación de los nutrientes (fertilizantes) que la planta necesita para su desarrollo y producción disueltos en agua, mediante el sistema de riego localizado (goteo, microaspersión).

⠀⠀En este artículo se analiza la relevancia del equipo de inyección de fertilizantes, al poder bombear agua y, con su flujo, llevar los nutrientes en la cantidad y la calidad indispensables a cada una de las plantas. En especial se destaca el papel de algunos controladores que dispone este equipo.

El riego y la fertilización: unidos

Es imposible separar el riego de la fertilización por la dependencia fisiológica que existe entre ambos: la planta requiere agua para transportar los nutrientes hacia arriba, hacia la parte aérea (follaje, flores, frutos) y, por otro lado, requiere baja salinidad en el suelo para poder tomar su agua.

⠀⠀Los nutrientes entran por la raíz; hacen su camino al cilindro central (parte interior del tallo y de la raíz de las plantas) donde está el sistema vascular de transporte hacia arriba, llamado xilema.

⠀⠀Para que haya un flujo de agua y nutrientes a la parte aérea, la planta tiene que abrir sus estomas1 y transpirar.

⠀⠀En condiciones de estrés hídrico, por falta de agua o alta salinidad, la planta minimiza sus estomas para reducir la pérdida de agua; así sobrevive al estrés.

⠀⠀Obviamente, con los estomas cerrados no hay transpiración y, por lo tanto, tampoco hay transporte de nutrientes hacia arriba. Entonces, podemos fertilizar en la mejor forma, pero si no regamos bien y causamos estrés hídrico, la planta no puede transportar los fertilizantes y aprovecharlos al máximo.

⠀⠀El agua, por otro lado, entra a la planta por diferencial de potencial: de una solución con alto potencial de agua (bajo contenido de sales) a una con bajo potencial de agua (alto contenido de sales).

El artículo completo está disponible en el número 13, páginas 16-18, de su revista Agro Excelencia.

Descargar Vol. 13

Deja un comentario:

POST RELACIONADOS