Inspeccionarán el 92 % de las exportaciones de tomate en bodegas dentro de territorio estadunidense

Inspeccionarán el 92 % de las exportaciones de tomate en bodegas dentro de territorio estadunidense

  • Uno de los requisitos del nuevo acuerdo de suspensión antidumping es la revisión del tomate mexicano para garantizar calidad; anteriormente solo se revisaba el 0.3 %

  • El precio de referencia del tomate orgánico aumentará en 40 %

  • El acuerdo entrará en vigor el 19 de septiembre de 2019

Una de las condiciones acordadas por los productores mexicanos de tomate y sus contrapartes estadunidenses como parte del nuevo acuerdo de suspensión de la investigación antidumping consiste en revisar el 92 % de la carga de tomate exportada. Sin embargo, dichas revisiones no se realizarían en la frontera, sino en las bodegas a las que llegan los tomates en el país vecino, indicó Juan Carlos Anaya, director general de Grupo Consultor de Mercados Agrícolas.

     “La preocupación era que el 92 % se tuviera que estar revisando en los puntos de inspección en la frontera y eso iba a crear un colapso a todos los productos que se manejan por los puntos fronterizos. Platicando con la gente que está en esto, las revisiones van a ser no en frontera, sino en las bodegas donde se importa el tomate que muchas de las empresas mexicanas tienen para ver que realmente los productores mexicanos están cumpliendo con los estándares de calidad”, dijo Anaya en entrevista.

Revisarán el tomate en bodegas

“Las bodegas previamente mencionadas están ubicadas en entidades americanas cercanas a los cruces fronterizos, como, por ejemplo, en McAllen (Texas), Calexico (California), que son algunos de los principales puntos en donde se exporta el tomate nacional”, explicó.

     “Los productores de tomate me dijeron que ya el avance que traían era que la revisión se iba a hacer en las bodegas en donde está la gente, el personal y todo para que se pueda hacer esta revisión, si no, sería muy difícil que las autoridades americanas pudieran revisar todas las cajas y lotes de tomate”, agregó Anaya.

     De acuerdo con Manuel Cázares, vicepresidente del Sistema Producto Tomate, previamente, según las estadísticas, se revisaban en frontera el 0.3 % de las cargas de tomate que se exportaban de México a suelo estadunidense.

El nuevo reto en el horizonte

En entrevista para Agro Excelencia, Alfredo Díaz Belmontes, director de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), compartió sobre lo que opina es el reto más grande para los productores mexicanos de tomate en esta etapa.

     “El reto es llegar a firmar el acuerdo, pues aún no está signado, este se concretará el 19 de septiembre. Ciertamente se inicializó. Sin embargo, las leyes estadunidenses establecen que deben transcurrir 30 días para ser sometido a escrutinio del público, por si hay alguien que pueda verter un comentario para enriquecer el acuerdo, o alguien que pueda estar en contra de este y poner un recurso legal para que no se firme. Se otorgan 30 días, si luego de este lapso no hay nada de eso, ya se firma, y formalmente entra en vigor”.

     De acuerdo con Díaz Belmontes, una vez signado el acuerdo, los productores de tomate mexicanos van a dejar de pagar el arancel. “Los productores ya estaban desesperados y algunos de los pequeños productores ya no pudieron seguir; la presión ya era mucha. Durante estos meses, todos los productores de tomate, excepto los de Sinaloa, fueron muy afectados por el arancel, y esto solamente porque Sinaloa estaba fuera de la temporada ya”.

     Respecto al tema de los embarques, el director de la AMHPAC explicó que es algo que en un principio se había dicho que no iba a prosperar. “Finalmente cedimos en eso y se dio un periodo de gracia de 6 meses. El 20 de septiembre, ya bajo pleno vigor del acuerdo, no hay inspecciones, sino hasta marzo del 2020”.

     “En esos 6 meses se esperaría que se hagan manuales de procedimientos y que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) realmente cuente con la estructura operativa, que tenga el número de inspectores necesarios para inspeccionar lo que ellos acordaron que se fuera a inspeccionar. Personalmente creo que no van a poder con el paquete, a menos que abran la chequera e incremente la estructura operativa del USDA, porque de otra manera no van a poder: son 120 000 camiones que cruzan al año, es una locura”, afirmó.

     Finalmente, Díaz Belmontes expresó que, entre los aspectos negativos y positivos, lo peor hubiera sido no tener un acuerdo.

Aumentará el precio de referencia de tomates orgánicos

Otro de los puntos del nuevo acuerdo materializado el 20 de agosto de 2019 considera incrementos de 40 % en el precio de los tomates orgánicos, no obstante, Anaya destacó que el porcentaje de exportación desde México de esta variedad es muy pequeño.

     “Los tomates orgánicos, considerando los precios mínimos (de referencia pactados), traen un sobreprecio de 40 %, pero el volumen de estos es menor. Calculamos que solo entre un 2 o 3 % de las exportaciones  de tomate son orgánicos, porque va a un mercado más especial, más específico, que pagan más por este tipo de productos orgánicos”, agregó el director de la GCMA.

     El 19 de septiembre de 2019 entraría en vigor este nuevo acuerdo de suspensión, con el que las autoridades estadunidenses tendrían que devolver a los exportadores mexicanos todo lo que pagaron con la cuota de compensación de 17.56 %, arancel que entró en vigor el 7 de mayo de 2019.

Con información de El Informador

https://www.informador.mx/economia/Revisiones-de-jitomate-podrian-ocurrir-en-bodegas-no-en-la-frontera–20190827-0021.html

Deja un comentario:

POST RELACIONADOS