Streptomyces: un potente restaurador del suelo y agente de biocontrol

Miguel Ángel Esparza Cerón. Director de investigación

Altus Biopharm

  • Comprobada la efectividad de esta bacteria en el combate de Fusarium

El conocimiento de la interacción de las Streptomyces con las plantas ha crecido. Hoy, el género es uno de los microorganismos que viven dentro de la planta y colonizadores de la rizosfera que mejores resultados ha dado para el favorable desarrollo de las plantas (Lundberg, D.S. et al.,2012; Bulgarelli, D. et al., 2013; Mahyarudin et al., 2015).

     El género Streptomyces ha sido reconocido por sus capacidades antibióticas ampliamente explotadas en la industria farmacéutica. El control de microorganismos fitopatógenos a través de dichas bacterias es un terreno prometedor y apunta a ser una alternativa real al uso de agroquímicos.

Aplicación para el tratamiento de Fusarium sp. en tomate saladette

Fusarium es un género de hongos filamentosos distribuidos en los suelos arables de México. En los últimos años ha tomado una gran relevancia como agente causante de la pudrición de raíz en una gran variedad de cultivos.

     Se desarrolló un trabajo en Elota, Sinaloa, México, en donde se puso a prueba la efectividad de Streptomyces en cultivo de tomate tipo saladette con daño importante ocasionado por Fusarium sp.

     El esquema aplicado fue de rescate: la severidad de la enfermedad era muy alta. Este esquema consistió en incorporar al sistema de riego el biocontrolador. La concentración fue de 5 mL/L de agua en cuatro aplicaciones con espacio de siete días y tres aplicaciones más con espacio de ocho días.

     

     En seguimiento de la presencia de Fusarium sp. se realizó por conteos de propágulos (estructura de reproducción y propagación biológica) por gramo de muestra de rizosfera.

     Los monitoreos del tratamiento se practicaron luego de la segunda aplicación, después de la séptima y ocho días posteriores a la última aplicación. Se tomó como control el monitoreo de tratamiento convencional aplicado por el productor tomado en la última aplicación.

     El tratamiento disminuyó claramente la presencia de Fusarium sp. en el suelo a diferencia del testigo comercial. Este último no mostró efectividad, probablemente por la presencia de una cepa resistente de Fusarium.

El artículo completo está disponible en el número 24, páginas 26 y 27, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 24

Deja un comentario:

POST RELACIONADOS