• Vie. May 27th, 2022

Astolfo Valenzuela Beltrán: perseverancia y trabajo, actitudes fundamentales para el éxito agronómico

  • Prevenir es clave para el control de plagas y enfermedades

  • Experiencia con el virus rugoso o ToBRFV

Astolfo Valenzuela Beltrán es un agrónomo que ha sido partícipe y testigo de numerosas innovaciones en el agro de México. Él relata para Agro Excelencia las vivencias que contribuyeron a su enriquecimiento profesional.

     Astolfo es gerente de producción para Valores Hortícolas del Pacífico, en la región del altiplano, en Tula, Tamaulipas, México.

Contra plagas y enfermedades, la prevención es clave.

El entrevistado, tras una breve introspección, recuerda y comparte experiencias que ha tenido durante sus más de 30 años como un profesional del campo mexicano.

     “En la región del altiplano, un gran reto fitosanitario para el pepino slicer son las enfermedades como el mildiu, Corynespora y Didymella, así como las plagas trips, mosca blanca, araña roja y gusanos. En mi experiencia, la mejor herramienta para combatir a estos fitopatógenos es la prevención.”

     “Para el caso de los tomates, es ideal buscar la utilización de variedades con resistencia genética a enfermedades, resistencia a nematodos, o bien, emplear un portainjerto. Es relevante el control del riego (cuándo y cuánto), ya que uno mal aplicado causará que una enfermedad se propague”.

Experiencia con el virus rugoso o ToBRFV

El virus rugoso o ToBRFV es una de las enfermedades que se ha convertido en una de las más apremiantes (y comunes) para los agricultores de tomate y chile por el gran daño e impacto que llegar a tener sobre el cultivo, y la mejor estrategia para combatirla es el orden, comparte Astolfo.

     “Debes ser profiláctico, ya que no tiene cura. Por ejemplo: las herramientas deben desinfectarse con cada uso, igualmente la ropa de los trabajadores debe mantenerse limpia, no rotar a los trabajadores en distintos invernaderos y limpiar la zona constantemente con algún desinfectante, como el cuaternario de amonio”.

     “El virus rugoso del tomate es de prevención exhaustiva. Una vez que lo tienes, no hay marcha atrás. La capacitación del personal contribuye para que sean ordenados y muy limpios”.

¿Su mayor aprendizaje en el campo?

Por encima del manejo de las plantas, para Astolfo el mayor aprendizaje es el trato con el personal del campo. Para él, debe entenderse y atenderse el comportamiento de los implicados en la producción, es decir, qué piensan los trabajadores agrícolas, los ingenieros y jefes de lote de producción.

     “Es idear estrategias para que los mandos intermedios tengan en mente el valor de las labores culturales agrícolas (tutorado, podas, aplicación de riegos, nutrición…) para que la gente aprenda sus actividades, y tengan la seguridad de su quehacer y la toma de decisiones”.

El artículo completo puede encontrarlo en el volumen 42 de revista Agro Excelencia

Descargar vol. 42