• Sáb. May 28th, 2022

El cambio climático aumentará la gravedad de las enfermedades de las plantas

  • Desarrollan variedad de sorgo resistente a antracnosis, roya y mancha blanca

  • Buscan crear cultivares con mejores rasgos de velocidad y fuerza ante creciente demanda alimenticia

  • Encuentran gen en el sorgo que dota de resistencia a enfermedades fungosas

Los científicos están perfeccionando rasgos de velocidad, fuerza y ​​casi invulnerabilidad en el cultivo del sorgo. La investigación tiene por propósito crear un superalimento capaz de resistir casi cualquier clima y enfermedad.

     Al lograr un hito en su búsqueda, los investigadores identificaron un solo gen que confiere una amplia protección contra antracnosis, roya y mancha blanca.

Hallan gen de resistencia

El gen recién descubierto, llamado Gen1 de resistencia a la antracnosis, o ARG1, es inusual, explicó Tesfaye Mengiste, de la Universidad de Purdue, en Estados Unidos.

     «Aunque se conocía cierta resistencia natural a las enfermedades fúngicas en el sorgo, no se habían identificado los genes que confieren una resistencia tan generalizada. Es notable que un solo gen genere resistencia en un amplio espectro de hongos y múltiples cepas del hongo de la antracnosis».

     Se pronostica que el cambio climático aumentará el número y la gravedad de las enfermedades de las plantas, añadió Mengiste, quien dirigió la investigación.

     «Necesitamos un control de enfermedades más sólido para mantener el suministro mundial de alimentos, y estas notables plantas están un paso por delante de nosotros. Diferentes variedades de sorgo han evolucionado con diferentes fortalezas y resistencia a las enfermedades. A través de la genética y la ciencia de las plantas, estamos tratando de ayudarlos en este proceso de adaptación a un entorno cambiante», abundó la investigadora.

     Al encontrar el gen de un rasgo deseado, los especialistas pueden crear biomarcadores que permitan a los fitomejoradores probar su presencia rápidamente e incorporarlo en un cultivo de sorgo que tenga otros rasgos benéficos. El trabajo del equipo se detalla en un artículo publicado en la revista The Plant Cell.

Cultivo clave en el mundo

El sorgo es un cultivo de cereales clave para la seguridad alimentaria en el mundo, explicó Mengiste:

     «Es una planta muy resistente, pero las enfermedades fúngicas pueden acabar con ella. La antracnosis es uno de los hongos más apremiantes y ataca todas las partes de la planta. No deja nada que pueda usarse como alimento, su uso principal en África; o biocombustibles y alimento para animales, sus usos en los Estados Unidos».

El cultivar Merera

Mengiste y un equipo de científicos afiliados al Feed the Future Innovation Lab y de Etiopía ya desarrollaron con éxito un cultivar llamado Merera, una variedad de sorgo que ha mejorado la resistencia a enfermedades y aves, y produce un mejor rendimiento.

     «A medida que los eventos del cambio climático requieran la producción de cultivos de tierras secas como el sorgo en regiones de mayor precipitación o irrigación, las enfermedades de las hojas se vuelven aún más significativas. Es precisamente en esas situaciones donde los genes se vuelven cruciales».

     «El control químico a menudo es ineficaz, no es económicamente factible y plantea preocupaciones ambientales. Las estrategias de control de enfermedades más eficaces, económicamente sostenibles y respetuosas con el medioambiente implican el uso de genotipos de plantas que sean resistentes a las enfermedades. Esto es lo que quieren los agricultores, y están adoptando nuevas líneas de sorgo».

Fuente: The Plant Cell