Micorrizas arbusculares: antagonistas naturales de los patógenos del suelo

José Ramón Contreras Angulo

 Diego Mercado Martínez

Maestros en ciencias. Grupo Versa

  • La penetración de nematodos en las raíces fue menor en plantas colonizadas por los hongos micorrícicos arbusculares

  • En enfermedades fúngicas se ha evaluado su potencial para control de Fusarium

La actividad microbiana en la rizosfera es un factor determinante en la disponibilidad de nutrientes para las plantas, así como en la salud y productividad.

     Este artículo tiene como objetivo exponer los fundamentos que respaldan el uso de micorrizas arbusculares como agentes de control para diferentes patógenos de suelo.

     El término micorriza describe la asociación simbiótica de las raíces de plantas con hifas de hongos especializados del suelo. Son los hongos micorrícicos arbusculares (HMA) los que serán sujetos de análisis en esta publicación.

     En la agricultura, los HMA son utilizados como herramienta para incrementar la absorción de nutrientes específicos o con poca movilidad en suelo, para brindar un aumento de la tolerancia a condiciones de estrés abiótico, para mejorar la calidad de suelo, aumentar la diversidad y productividad de las plantas en un ecosistema determinado.

Mecanismos de control directo con fitopatógenos

Tener requerimientos fisiológicos similares en un nicho ecológico con recursos limitados fomenta la competencia entre microorganismos, ya sea por nutrientes, espacio o sitios de infección. La competencia por nutrientes, especialmente por fuentes de carbono, ha sido propuesta como el principal mecanismo por el cual los hongos micorrícicos arbusculares ejercen un biocontrol directo sobre fitopatógenos de suelo.

     En el control del nematodo Meloidogyne incognita se evaluó su infección y capacidad de movilidad en raíces de tomate utilizando plantas colonizadas con HMA, aplicación de exudados de raíces de plantas colonizadas con hongos micorrícicos arbusculares y el testigo sin colonizar. Se encontró que la penetración de los nematodos fue significativamente menor en las raíces colonizadas por este hongo. De igual forma se probó que los exudados de raíces asociadas con HMA paralizaron temporalmente la movilidad de los nematodos (Vos et al., 2012).

     En enfermedades fúngicas se ha evaluado el potencial para el control de Fusarium sp. de los hongos micorrícicos arbusculares. Se probó el efecto de Glomus sp. Zac19, Glomus aggregatum y testigo sin colonizar en suelo infectado y suelo pasteurizado en raíces de gladiola.

El artículo completo está disponible en el número 24, páginas 22, 23, 24 y 25, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 24

Deja un comentario:

POST RELACIONADOS