• Vie. May 27th, 2022

Purpureocillium lilacinum, opción biorracional para el control de nematodos

Juan Fernando Solis Aguilar
Doctor en ciencias
Promotora Técnica Industrial

  • Un hongo que parasita huevos y hembras de nematodos

  • lilacinum a dosis de 4 L/ha reduce 80 % el daño a las raíces de tomate

Existen microorganismos identificados como enemigos naturales de los nematodos: bacterias como Pasteuria penetrans y Bacillus thuringiensis y los hongos Purpureocillium lilacinum (antes Paecilomyces lilacinus), Verticillium chlamydosporium, Hirsutella rhossiliensis y Catenaria spp., (Talavera, 2003).

      P. lilacinum es un habitante del suelo. Este hongo puede sobrevivir en materia orgánica en el suelo, principalmente en zonas húmedas y donde hay bastante plaga.

La mayor relevancia de P. lilacinus es la de un patógeno de fitonematodos: es el causante de alta tasa de mortalidad y reduce las poblaciones de estos últimos en los cultivos (Monzón et al., 2009).

¿Cómo funciona?

Purpureocillium lilacinum es un hongo que parasita los huevos y hembras de los nematodos, causando deformaciones, destrucción de ovarios y reducción de la eclosión. El propágulo infectivo del producto entra en contacto con el hospedero, donde germina y ejerce presión mediante un apresorio simple, liberando enzimas que producen la degradación de los tejidos, ablandándolos y permitiendo la infección del hongo.

     Los huevos que contienen embriones o larvas pueden infectarse. El contenido entero del huevo es utilizado como alimento por el hongo, destruyendo el embrión o larva en proceso de desarrollo.

     P. lilacinum produce toxinas que afectan el sistema nervioso y causan deformación en el estilete de los nematodos que sobreviven, lo que permite reducir el daño y sus poblaciones. Además, a valores de pH ligeramente ácidos, se producen toxinas que afectan el sistema nervioso de los nematodos.

     El hongo completa su desarrollo aprovechando los nutrientes del nematodo, lo coloniza externamente produciendo y liberando millones de conidios infectivos que son la fuente de inóculo para continuar infectando (PTI -Hoja Técnica, 2018).

Purpureocillium lilacinum, un hongo que controla nematodos fitoparásitos

Los productos a base de Purpureocillium (antes Paecilomyces) no matan a los nematodos inmediatamente: requiere tiempo desde el momento de la adhesión de las conidias hasta que ocurre la colonización del hongo en el nematodo.

     A partir de que Purpureocillium penetra al cuerpo, afecta el comportamiento de los nematodos (movimiento, reproducción, alimentación), por lo que a partir de ese momento la plaga deja de causar daño al cultivo, hasta que finalmente muere (Monzón et al., 2009).

     Es un hongo que controla nematodos parásitos de las plantas, particularmente aquellos formadores de nódulos y lesionadores de la raíz, entre ellos Meloidogyne incognita y Pratylenchus spp., a dosis de producto formulado de 4 L/ha en solanáceas, de 4 a 6 L/ha en cucurbitáceas y de 8 L/ha en piña (PTI – HT, 2018).

El artículo completo puede encontrarlo en el volumen 42 de revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 42