• Vie. Abr 16th, 2021

Hacia dónde va la horticultura mexicana

Hacia dónde va la horticultura mexicana

En el marco del IV Congreso Nacional de Fitosanidad e Inocuidad en Hortalizas, celebrado en Culiacán, Sinaloa, México, del 16 al 18 de agosto de 2017, se organizó el panel “Hacia dónde va la horticultura mexicana: La visión empresarial”, en el que se abordaron temas de inocuidad alimentaria, tecnología, comercialización y responsabilidad social con la participación de personalidades del sector productivo, algunos de ellos empresarios hortícolas.

La inocuidad, una inversión

La inocuidad es una inversión, no un gasto, señaló Ramón López Espinoza. Es un instrumento que protege la credibilidad y confianza de las empresas exportadoras, al prevenir el envío de productos contaminados que afectan la salud de las personas. Además, advirtió, evita repercusiones legales ocasionados por patógenos como Salmonella, Shigella y E. coli.

     El propietario del Grupo Agrícola Esmeralda informó que la Organización Mundial de la Salud tiene un registro de 60 millones de personas que se enferman por ingerir alimentos o agua contaminada. De estas, mueren 1.8 millones.

La responsabilidad social llegó para quedarse

Uno de los beneficios de las empresas con responsabilidad social será la lealtad del trabajador, auguró Priscila Beltrán Ochoa. En la actualidad, uno de los principales retos de las empresas agrícolas es la rotación de personal.

     La competencia no va a ser de quién paga mejor, sino quién trata mejor a sus trabajadores. Imaginen la tranquilidad de una señora que acude a trabajar al campo, cuando deja a su hijo pequeño en una guardería, y sabe que está bien cuidado.Definitivamente será mucho más productiva, enfatizó la gerente de la Alianza Hortofrutícola Internacional para el Fomento de la Responsabilidad Social (AHIFORES).

Ampliar los mercados de exportación

La inocuidad, la responsabilidad social y ambiental impactan en la comercialización hacia los mercados internacionales. Estas herramientas deben usarse por las empresas para poder vender sus productos, y no son ajenas a la rentabilidad del negocio, consideró Carlos Espinoza Pablos de la agrícola Sol y Arenas.

     Nuestro mercado debe ser el mundo, exhortó. En México esta es una asignatura pendiente. Actualmente parece que solo existe Estados Unidos de América. Ahí está el reto. Sin embargo, este puede ser más fácil que difícil. Nos estamos viendo lentos en este punto, anotó.

Reciben 14 empresas la certificación Eleven Rivers

En el marco del IV Congreso Nacional de Fitosanidad e Inocuidad en Hortalizas se entregaron reconocimientos a 14 empresas certificadas por Eleven Rivers que cubrieron los requisitos de calidad en sus procesos de producción en temas de inocuidad y responsabilidad social, entre otros.

El artículo completo está disponible en el número 17, páginas 2 y 3, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 17

Deja una respuesta