• Dom. Mar 7th, 2021

Los bacteriófagos, virus destructores de bacterias

Decigar Alfredo Molina Sánchez

Ingeniero en Biotecnología

  • En la Universidad Politécnica del Estado de Morelos evalúan su efecto protector en plantas de tomate expuestas a marchitez bacteriana

Si tuvieras la oportunidad de hablar en persona con Jesús Hernández Romano, inmediatamente te darías cuenta de la pasión que tiene por la investigación científica, aún más por los bacteriófagos.

     En propia voz escucharías salir un sonido de su boca articulando palabras como Ralstonia solanacearum, bacteriófago, marchitez bacteriana, prevención, aplicación, el futuro que nos espera…

     Existen billones de virus en nuestro planeta, para ser más específicos son la entidad biológica que más abunda; solo para darte una idea por cada célula en la Tierra hay alrededor de 10 virus.

     Es muy probable que ya hayas escuchado hablar de los virus y los estragos que estos causan, como el VIH, ébola, parvovirus, virus H5N1 o el VPH por mencionar algunos. Seguramente te aterra tener que lidiar con estos y te resulte alarmante la palabra virus por sí sola, en el breve listado de virus antes mencionado, probablemente te percataste de que mencioné uno que es un virus específico para caninos. Así es, hay virus que infectan a humanos; otros que infectan a nuestras mascotas, como el parvovirus, y algunos más que infectan tanto a aves, cerdos, ballenas y como también a los humanos, tal es el caso del virus H5N1, mejor conocido como virus de la influenza, pero déjame decirte que así como hay virus que infectan a humanos, mascotas o animales de granja también hay virus que infectan únicamente a bacterias y que son conocidos como bacteriófagos, o por un nombre más abreviado: fagos.

Fagoterapia

Se le conoce como terapia fágica o fagoterapia al uso de bacteriófagos para combatir infecciones causadas por bacterias a humanos, animales o plantas.

     En 1980 se reporta un estudio de fagoterapia en acuacultura, en donde fue evaluado el uso de fagos para controlar la septicemia por Aeromonas hydrophila y Edwardsiella tarda en Edwardsiellosis en lochas, así como en Edwardsiella tarda en tilapia, Oreochromi sp.

El uso de bacteriófagos en la agricultura

Otra posible utilidad de los bacteriófagos es como instrumento para combatir enfermedades causadas por bacterias en la agricultura. Se necesita de una herramienta específica, que pueda erradicar únicamente a la bacteria que causa estragos a la planta sin eliminar a las bacterias benéficas.

El artículo completo está disponible en el número 20, páginas 6, 7 y 8, de su revista Agro Excelencia.

Descargar vol. 20

Deja una respuesta